Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | Redacción Espacinsular

Las lluvias han provocado las peores catástrofes de los últimos 50 años y el cambio climático las hace más peligrosas.. Unas 236.000 personas mueren ahogadas cada año, adierte la OMS. Más de cuatro millones de personas pueden quedarse sin agua potable en el Líbano. Arrancan los Juegos Olímpicos. 

Las lluvias han provocado las peores catástrofes de los últimos 50 años y el cambio climático aumenta el peligro

Las sequías, las tormentas y las inundaciones, todos fenómenos relacionados con el agua, dominan la lista de catástrofes de los últimos 50 años, tanto en términos de pérdidas humanas como económicas, según un análisis exhaustivo de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Solo los desastres relacionados con el agua han causado cerca de 1,3 millones de muertos y más de 600.000 millones en pérdidas en las últimas cinco décadas.

El peligro está “aumentando en frecuencia e intensidad como consecuencia del cambio climático”, dijo el secretario general de la Organización, Petteri Taalas, que asegura que las lluvias torrenciales y las devastadoras inundaciones en Europa central y China ponen de manifiesto este hecho.

“El cambio climático sucede aquí y ahora. Es imperativo invertir más en adaptación, y una forma de hacerlo es reforzar los sistemas de alerta temprana ", añadió.

Unas 236.000 personas mueren ahogadas cada año

Unas 236.000 personas mueren ahogadas cada año y más de la mitad son niños y jóvenes menores de 30 años.

En la última década, 2,5 millones de personas se han ahogado en el mundo y el 90 % de las muertes por ahogamiento se concentra en los países de ingresos bajos y medianos, sobre todo en el Pacífico Occidental y el sudeste asiático. La mayoría de las víctimas son menores de 30 años y principalmente niños menores de cinco años.

ra ponerlo en perspectiva, eso significa que la mortalidad por ahogamiento es mayor que la mortalidad materna o por malnutrición”, explicó el doctor David Meddings, especialista de la Organización Mundial de la Salud  en esta materia.

La OMS ha presentado estos datos de cara al primer Día Internacional de Prevención del Ahogamiento. La fecha elegida es el 25 de julio, que coincide con el verano y las vacaciones en el hemisferio norte. La Organización recomienda medidas como instalar barreras para controlar el acceso al agua, enseñar a nadar a los niños en edad escolar y formar a las personas del entorno en rescates  y reanimación.