Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

Las organizaciones campesinas y sociales enfrentadas con las pretensiones del Consorcio Azucarero Central (CAC) de acaparar la mayoría de las tierras de la Región Enriquillo para aumentar el latifundio cañero, anunciaron el inicio de paros comunitarios escalonados para que el presidente Luis Abinader atienda sus reclamos.

Los paros, en principio de tres horas cada día, iniciarán el martes, día 14 de septiembre, de 6:00 a 9:00 de la mañana, en las comunidades aledañas al CAMPAMENTO CAMPESINO LIBERTAD I en El Aguacatico, del municipio de Tamayo. Afirman que serán jornadas cívicas y pacificas donde se expresarán las comunidades que están siendo acosadas y violentadas por una empresa abusiva y un gobierno indolente.

En rueda de prensa realizada en el día de hoy en el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) en el Distrito nacional Manuel Pérez (Lemba) y enrique González voceros de las organizaciones anunciaron que esta primera jornada del martes 14, participarán el Distrito Municipal de Santana, y las comunidades de Los Conuquitos, Altamira, Guanarate, Bayahonda, San Ramón, Honduras, Batey Santana, Barranca y El Cerro.

Advirtieron que, de continuar los abusos, la violencia y el robo descarado de las tierras destinadas a la producción de alimentos por parte del CAC, otras comunidades se sumarán de manera escalonada y ascendente a la protesta hasta paralizar toda la Región Enriquillo si el presidente Abinader insiste en su despropósito de seguir autorizando el uso de militares que pagamos los contribuyentes para que el CAC nos despoje de terrenos en los que obtenemos el sustento de nuestras familias desde hasta más de 100 años.

Dicen que el Primer Mandatario debe ordenar que el CAC, sus maquinarias y los militares dominicanos salgan de los proyectos de la Reforma Agraria en las provincias Bahoruco e Independencia.

Reclamaron al presidente Abinader que disponga en lo inmediato el cese de la violencia y destrucción de cultivos por parte del CAC y lo hicieron responsable de las consecuencias fatales que puedan derivarse del accionar de esta empresa abusadora, por no ponerle como gobernante límites a sus desmanes.

Agregaron que, “El rol del Ministerio de Agricultura, el Instituto Agrario Dominicano (IAD), el Banco Agrícola, el INDRHI y las demás instituciones del sector agropecuario es realizar los desmontes, rehabilitaciones del sistema de riego, construcción de los drenajes para desalinizar los suelos, entrega de semillas, materiales de siembra y proveer créditos a tasa cero(0), para que los agricultores y parceleros se dediquen a la producción de alimentos”.

Y consideraron que es un contrasentido y un verdadero escándalo que instituciones del Estado como el CEA y el IAD abandonen las misiones para la que fueron creadas para dedicarse a despojar a los campesinos de sus tierras mediante la violencia y usando mafias para favorecer al CAC.

Monte Grande para el CAC

Calificaron de abusivo que el presidente Abinader crea que una inversión superior a los 500 millones de dólares de los fondos que pagamos por vía de impuestos fiscales para terminar la construcción de la Presa de Monte Grande y sus obras complementarias, sea para beneficiar de manera casi exclusiva a una empresa mafiosa como el CAC, que no cumple con sus obligaciones asumidas en función del contrato de arrendamiento del Ingenio Barahona.

Concluyeron afirmando que en más de una ocasión han propuesto que la solución a esta problemática es la terminación del contrato de arrendamiento del Ingenio Barahona y la creación de más de 12 mil empleos con su cooperativizacion, pero que el gobierno ha preferido ponerse del lado del CAC, por lo cual no le dejado otro camino a las organizaciones y las comunidades que arreciar la lucha contra los abusos de las autoridades.