Contáctenos Quiénes somos
Cultura y sociedad | Redacción Espacinsular

El 11 de enero de 2017 se cumple medio siglo de la primera publicación periodística de Ramón Colombo en una revista mensual mexicana editada por Pepe Laguna Sánchez, quien descubrió sus condiciones para ejercer el periodismo.

Colombo llegó a México en 1963, tras el golpe de estado contra el presidente Juan Bosch. Sus vínculos con la juventud del Movimiento 14 de Junio (M14J) lo llevaron al exilio con apenas 16 años. Había ingresado a la organización revolucionaria a través del comité de Ciudad Nueva, cuyo líder era Norge Botello, luego del ajusticiamiento de Rafael Leónidas Trujillo.

Allí se integró a la organización periférica Movimiento Arte y Liberación, donde conoció al intelectual haitiano Jacques Viau, quien impulsó la creación del Movimiento de Liberación Haitianos Libres, al que Colombo también se afilió.

“Nos incorporamos muchos dominicanos junto con los haitianos, una de las primeras jornadas de solidaridad entre nuestros pueblos que se produce a finales del 62. Ahí estaba Silvano Lora, entre otros. El gobierno de Juan Bosch nos estaba ayudando, estaba apoyando el movimiento, nos entrenábamos en Sierra Prieta, en las instalaciones del Ejército, con instructores militares”, narró.

Colombo fue entrevistado para www.radiocimarrona.com, como parte de la serie Lecciones de buen periodismo en la isla, producida por el Espacio de Comunicación Insular con los auspicios de la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC, por su sigla en inglés).

            Contó que, al llegar a México con apenas US$1.75 en los bolsillos, sobrevivió por la solidaridad de Rafael Valera Benítez (Fefé), entonces vicecónsul allí y quien había sido el fiscal en el caso del asesinato de las hermanas Mirabal. Habían transcurrido ocho meses cuando consiguió su primer trabajo, como plomero industrial.

En abril de 1965, durante la Revolución de Abril, Colombo se integró en México a un comité constitucionalista para promover la solidaridad del pueblo mexicano con el dominicano, y finalizada la guerra amigos suyos del Partido Comunista Mexicano lo ayudaron a conseguir un trabajo como vendedor en la Librería de Cristal. En esos meses conoció a Pepe Laguna Sánchez, editor de una revista, quien descubre sus condiciones para el periodismo. En esa revista aparece su primera publicación el 11 de enero de 1967.

Pero Colombo quería ser poeta, por lo que acudía a los encuentros que organizaba el intelectual León Felipe en una cafetería, quien tras recibir unos versos escritos por Colombo le comentó que había visto sus publicaciones en una revista y que en él había el germen de un periodismo poético, al tiempo que le advirtió que no intentara hacer poesía periodística, porque no se lo permitiría.

Así se convenció de que su camino definitivo era el periodismo, por lo que le pidió trabajo a Laguna Sánchez y se dedicó a aprender, de manera autodidacta, las técnicas del periodismo. En México laboró en la revista Deporte Ilustrado de México, en la Agencia Mexicana de Noticias y en los periódicos El Día, El Sol, Excélsior, Novedades de México, Novedades de Acapulco y Diario La Prensa.

Retornó al país en 1974, tras 11 años en el exilio, cuando se enteró que en 1973 le había sido levantado el impedimento de entrada. Su periplo por los medios de comunicación nacionales incluye Noti-Tiempo de Radio Comercial, Radio Cadena Informativa de Radio Cristal, los periódicos El Sol, Última Hora, El Nuevo Diario, Hoy, El Siglo, Clave y en la revista Rumbo. En Listín Diario publicó su columna Un minuto. Actualmente publica su columna Fogaraté en los diarios El Caribe y Acento.

 Acto cultural

Durante dos años, de 2002 a 2004, Colombo se desempeñó como director de Radio Televisión Dominicana, hoy Corporación Estatal de Radio y Televisión (CERTV). Fue designado en ese cargo por el entonces presidente Hipólito Mejía. Una de sus primeras medidas fue el traslado al museo de CERTV del viejo escritorio de caoba que perteneció a José Arismendy (Petán) Trujillo, director fundador de La Voz del Yuna, que derivó en La Voz Dominicana y, posteriormente, en RTVD, que todavía permanecía allí. El retiro de la pieza se hizo en el marco de una ceremonia cultural con las santeras de Baní. Colombo es el responsable de la Ley de Autonomía de CERTV.

 Sobre la Sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional

Los vínculos afectivos de Colombo con Haití no iniciaron con su afiliación al Movimiento de Liberación Haitianos Libres, pues Juana Pie fue una haitiana que lo cuidó cuando niño. Al preguntársele su opinión sobre la Sentencia 168-13, que dejó sin nacionalidad a varias generaciones descendientes de haitianas y haitianos, dijo que le causó gran indignación y la calificó de “aberración sin sentido”.

“Haití es un país vecino que necesita nuestro apoyo activo para que se organice. Desde hace mucho tiempo debió emprenderse con el Consejo Económico Binacional Quisqueya, desarrollar la frontera, el único muro válido es el muro del progreso... El hambre no tiene frontera, la pobreza no tiene frontera... La única solución es que Haití resuelva su pobreza y tenemos una oportunidad en ese sentido. Pero además necesitamos ser necesariamente solidarios con Haití como Haití lo fue con nosotros. La Restauración (de la Independencia) no hubiera sido posible sin el apoyo activo de los haitianos a los patriotas dominicanos contra España”, planteó.

 Periodismo en crisis

El periodista Ramón Colombo consideró que el periodismo dominicano se encuentra en una crisis debido a un modelo propietario inadecuado de los medios de comunicación, a los bajos salarios que se les paga a periodistas y porque las escuelas de Comunicación no estimulan el sentido crítico en los estudiantes.

Consideró que en el país las empresas periodísticas no hurgan en la realidad porque la investigación lleva a la denuncia. “Entonces, la crisis comienza por el modelo propietario”, afirmó. Sugirió que para romper ese modelo debe formularse una ley que impida que las corporaciones tengan medios de comunicación, porque con ello se vulneran las libertades de información y de prensa.

Sobre el tema de los bajos salarios, dijo que un estudio del Banco Mundial sobre Medios de Comunicación y Gobernabilidad: El caso dominicano, en el que él estuvo a cargo de la encuesta salarial, arrojó como resultado un promedio salarial de RD$15,000 para un reportero o reportera.

En relación con las escuelas de Periodismo, las calificó de atrasadas, atiborradas de teorías comunicacionales muy sesgadas de la realidad, en las que “no se estimula el sentido crítico ni el desarrollo cultural, que es la base del periodismo”.

 Datos fundamentales

Ramón Emilio Colombo García nació en el sector capitalino de Villa Consuelo, el 17 de enero de 1947, hijo de María García y Cristóbal Colombo, y nieto de Juan Colombo, un mambí de la primera guerra de independencia cubana que llegó exiliado al país. Es padre de Laura, Ernesto, Enrique, León Felipe y Paloma. Tiene 12 nietas y nietos y una bisnieta.

Creó la empresa de comunicaciones Grupo Cinco, que preparaba una síntesis informativa con recortes de periódicos y grabaciones, servicio que vendía a ejecutivos de empresas de los sectores público y privado. Llegó a tener 48 personas empleadas. En 1997 la cerró porque la Internet la convirtió en obsoleta. 

Es autor de la semblanza Bosch: la palabra y el eco, bajo el título Memoria de los años duros editó sus trabajos periodísticos separados en tres tomos: reportajes, crónicas y entrevistas, y publicó una selección de su columna Un minuto. 

Escuchar el programa-entrevista realizada al periodista Ramón Emilio Colombo