Contáctenos Quiénes somos
Cultura y sociedad | Redacción Espacinsular

“En la región está adquiriendo tracción la gobernanza de Internet basada en enfoques de múltiples actores y de abajo hacia arriba para los debates sobre las problemáticas propias de los medios digitales”, sostiene el estudio de UNESCO sobre “Tendencias mundiales en libertad de expresión y desarrollo de los medios: informe regional para América Latina y el Caribe 2017/2018”.

Sin embargo, al mismo tiempo UNESCO advierte que la expansión de las nuevas tecnologías facilita formas emergentes de regulación que implican censura gubernamental y judicial, así como también por parte de actores privados.

UNESCO alude a la tendencia hacia “formas emergentes de censura como consecuencia del aumento de las tecnologías digitales (por ejemplo, remoción de contenidos de Internet)”.

“Pese a los altos estándares de libertad de expresión de la legislación y los tratados regionales, se han registrado varios intentos de aprobar legislación que permita la remoción de contenidos sobre la base de diferentes reclamos, principalmente el “derecho al olvido”, los derechos de autor, el “discurso de odio” y la difamación, que tienden a clasificar ciertos contenidos o expresiones como ilegales u ofensivas para así habilitar su remoción o bloqueo”, explica el informe.

Además plantea que “Existe una tendencia emergente en la región a cuestionar que las obligaciones de derecho al olvido recaigan en los motores de búsqueda o las plataformas en lugar de recaer en los medios y si deberían basarse en el derecho de medios y/o en el derecho penal. Diversos actores públicos y privados han identificado dos aspectos de la implementación de la normativa sobre derecho al olvido que generan inquietud: en primer lugar, la aplicación del principio de no responsabilidad de los intermediarios para los contenidos en línea que no han producido; y, segundo, las tensiones entre el derecho a la protección de los datos personales, la privacidad y la reputación de los usuarios de Internet, por un lado, y la protección de la libertad de expresión y el derecho al acceso a la información, por el otro”.