Contáctenos Quiénes somos
Derechos humanos | Redacción Espacinsular

El caso de la dominicana de ascendencia haitiana Juliana Deguis se encuentra sin una definición jurídica, afirman sus abogados que reclaman que se le sea restituida su condición de dominicana. Deguis fue desnacionalizada desde el 2013.

A continuación publicamos íntegro el comunicado de prensa enviado a Espacio Insular por la organización Mosctha. 

En el día internacional de las mujeres, los abogados del Departamento de derechos Humanos del Movimiento Socio Cultural para los trabajadores Haitianos, Inc. (MOSCTHA), institución que acompaña a las personas desnacionalizadas y sus familias, destacan que es penosos que en pleno siglo XI y a casi cuatro años de la sentencia 168-13, las dominicanas de ascendencia haitiana sigan sufriendo estigma, discriminación, y maltrato psicológico.

Los abogados de Juliana Deguis, consideran que han sido pocos los avances en la lucha por lograr una verdadera equidad de género en la Rep. Dom. y principalmente cuando se trata de las dominicanas de ascendencia haitiana y las trabajadoras inmigrantes haitianas.

Señalan que el estigma y la discriminación se hacen presente cuando estas mujeres acuden a las oficialías, hospitales y centro de estudios, también cuando desean insertarse al plano laboral,  pues son cuestiona sobre su nacionalidad y se les niega en el 90% de los casos el derecho al libre desarrollo, teniendo como mismo ejemplo el caso de la señora Deguis, quien cada vez que trata de solicitar un empleo es rechazada por ser quien es, ya que los efectos de la sentencia que la desnacionalizo aún sigue presente. La abogada de Deguis afirma que es doblemente doloroso, cuando la discriminación es propiciada por las autoridades públicas, que son los llamados a la protección de cada una de las mujeres que viven en este territorio. Sobre los hombros de la mujer inmigrante haitiana recae el fardo de la prueba para decidir a quienes se le retira la nacionalidad.

La negativa del estado de restituir y reconocerle la nacionalidad de las dominicanas de ascendencia haitiana, no permite el desarrollo profesional y mucho menos socio económico, lo cual hace a dichas mujeres más vulnerables, eliminándose en ellas toda esperanza. Tal es el caso de nuestra representada Juliana Deguis, quien a pesar de que se le entrego su cedula, su identidad Jurídica sigue permaneciendo en un limbo jurídico y cuestionada, además de todo el estigma de cuál ha sido víctima, esto debido a que al ser la primera mujer desnacionalizada es una persona que no pasa desapercibida, y al solicitar trabajo le dicen que no, que no le pueden dar el trabajo, y este hecho fue algo que se vio en los pronunciamientos del año pasado, cuando la misma explicaba, que no tenía nada, porque no ha podido conseguir un trabajo.

Al asumir su nuevo mandato presidencial y al presentar sus primeras rendiciones de cuentas de este cuatrienio, el presidente Danilo Medina, se refirió al registro civil como problema. Es un problema, que debe resolver ya, sin colocación de parches y sin remiendos. Es aplicando la constitución y las leyes de manera justa y apagada al derecho.

Por lo que solicitamos al presidente Danilo Medina, que inicie acciones afirmativas, que garantice la inserción social y laborar, tendentes a mejorar las condiciones socioeconómicas de esta población, y con esto contribuir a cambios que den a las mujeres dominicanas de ascendencia haitiana, la oportunidad de desarrollo y autogestión.

En santo Domingo a los 08 días del Mes de Marzo, 2017.