Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | José Luis Soto

 Porque es vital para alimentar a más de 60 millones de personas en todo el mundo, la pesca en lagos y ríos debe ser regulada mejor, concluyó un panel de expertos de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

Los lagos y ríos son una fuente esencial para la alimentación, especialmente en países en desarrollo, señaló el panel reunido en la Conferencia Mundial sobre Pesca Continental que concluyó en Roma esta semana. 

Cerca de 71 países de bajos ingresos generan hoy unos siete millones de toneladas anuales, el 80% de las capturas continentales a nivel mundial. 

Sin embargo, de acuerdo con las conclusiones del encuentro, estas aguas se ven a menudo afectadas por otras necesidades humanas, incluyendo la creación de energía y el turismo. El 70% del agua dulce a nivel mundial se utiliza para la agricultura.