Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | Redacción Espacinsular

SANTO DOMINGO – La alianza público - privada Articulación Empresarial para la Acción Climática presentó hoy un conjunto de acciones que contribuirán a que el sector empresarial reduzca emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) derivadas de sus procesos productivos que inciden en el cambio climático.

 Las medidas están contenidas en una Guía General de Acciones Climáticas, que resume los resultados de las cuatro mesas de trabajo que fueron establecidas en julio pasado como resultado del referido mecanismo de coordinación, con el fin de lograr acuerdos y definir planes de trabajo. En las mesas participaron más de 50 personas.

 La presentación de resultados estuvo encabezada por Ernesto Reyna Alcántara, vicepresidente ejecutivo del CNCCMDL; José Mármol, vicepresidente ejecutivo de Relaciones Públicas del Grupo Popular, y Rafael Izquierdo, presidente de la Red Nacional Empresarial para la Protección Ambiental (ECORED). Se efectuó en el hotel Sheraton.

 Al intervenir en el acto, Reyna Alcántara indicó que el CNCCMDL, junto a la Fundación Popular y a ECORED “hemos dado impulso a esta alianza público – privada con la que procuramos hacer efectivo, medible y verificable el aporte del sector empresarial dominicano a la Contribución Determinada a Nivel Nacional, con miras a cumplir con el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

 En tanto, el señor José Mármol, en nombré del Grupo Popular y de la Fundación Popular, explicó que es un orgullo para estas organizaciones formar parte de una iniciativa tan importante para el bienestar presente y futuro de la sociedad dominicana.

“En una época de desafíos enormes como los que representa el cambio climático, la respuesta para mitigar sus efectos y proteger los avances sociales, económicos y medioambientales alcanzados por todos ha de ser mancomunada, donde las empresas privadas como la nuestra aunemos esfuerzos con el sector público y las organizaciones de la sociedad civil”, señaló el ejecutivo bancario.

 Rafael Izquierdo, por su parte, agradeció a su aliado, el Consejo Nacional para el Cambio Climático, por la oportunidad de ser parte de esta importante iniciativa, que confirma una vez más el compromiso de los miembros de ECORED con un tema tan sensible como es el cambio climático, a la vez que refuerza la razón de ser de la entidad, que busca, a través de las alianzas público - privadas, incidir positivamente en el desarrollo sostenible de la República Dominicana.

 Guía de acciones climáticas

La Articulación Empresarial para la Acción Climática procura que el sector empresarial en su conjunto contribuya a que el país cumpla su compromiso ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de reducir en un 25% sus emisiones de GEI al año 2030, así como a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 Entre las medidas contenidas en la guía están incrementar las fuentes renovables para la generación eléctrica y el autoconsumo, implementar estrategias de producción más limpia basadas en eficiencia energética de combustibles y en sustitución tecnológica, y fomentar la implementación de sistemas de almacenamiento de energía.

 También, usar biocombustibles y gas natural, dar mantenimiento preventivo a flotillas vehiculares e implementar política de inspección ambiental a proveedores y sistemas de gestión ambiental por tipo de empresas, conforme a las normas del Ministerio de Medio Ambiente y las ISO.

 En cuanto a los procesos industriales, se sugiere mejorar la línea base de cálculo de emisiones de procesos industriales e incluir las categorías de industrias química y de producción de metal, así como regular la producción informal de cal y reducir el consumo de recursos.

 En las actividades de agricultura, forestería, uso y cambio de uso del suelo (AFOLU) se propone el fortalecimiento de la información agroclimática, promover encadenamientos productivos o clúster y su certificación internacional en huella de carbono, calcular la huella hídrica como herramienta de recuperación de suelos y reducción de emisiones y exhortar al sector empresarial a apoyar programas de reforestación, incluyendo el seguimiento y monitoreo posterior a la actividad.

 En el tema de los residuos se plantea implementar el co-procesamiento a partir de la utilización de desechos con alto potencial calorífico y de energía, como madera, cartones, cascarillas, bagazo y estiércol, en sustitución de combustibles fósiles, e implementar política de compras verdes, apoyando la reducción de material gastable.

 Otras medidas son crear capacidades, cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, monitoreo, reporte y verificación de emisiones, así como aspectos de género y de transparencia.

 La consultora Yomayra Martinó, de GreEnergy Dominicana, facilitó las sesiones de trabajo y tuvo a su cargo la presentación resultados.