Contáctenos Quiénes somos
Migración | Redacción Espacinsular

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) resaltó hoy el caos y la confusión resultados de la falta de una respuesta coherente y unida de Europa a la emergencia que afronta el continente con el flujo de refugiados que arriba a su territorio.

El portavoz en Ginebra de ACNUR, Adrian Edwards, se refirió en una conferencia de prensa a los tumultos del jueves en la frontera entre Serbia y Croacia, que culminó con el cierre de algunos puntos de entrada croatas, y a la dramática situación observada el miércoles en la frontera de Hungría, donde la policía utilizó gases lacrimógenos y otros medio antidisturbios contra los migrantes.

“La crisis crece y se traslada de un país a otro sin solución. Mientras tanto, el sufrimiento y los riesgos para miles de refugiados y migrantes aumentan y la incertidumbre y falta de información alimenta su desesperación, incrementa las probabilidades de incidentes graves, y atiza la hostilidad contra la gente que huye de la persecución y el conflicto, y que necesita ayuda”, subrayó.

Edwards advirtió que ese entorno sólo beneficia a los traficantes de personas y otros delincuentes que buscan sacar ventaja de la población más vulnerable.

El portavoz añadió, por otra parte, que ACNUR considera positiva la decisión del Parlamento Europeo de apoyar los planes de reubicación de 120.000 personas más en los países del continente.

En este sentido, destacó la importancia de las reuniones del 22 y 23 de septiembre de los Consejos Europeo y de Asuntos Internos para llegar a un acuerdo que dé una respuesta coherente a la crisis.

Edwards afirmó que ACNUR reconoce los esfuerzos europeos y encomió a los países y ciudadanos que han mostrado voluntad de reubicar a los refugiados.

En lo que va del año, han llegado a Europa más de 442.000 refugiados y migrantes cruzando el Mediterráneo hacinados en embarcaciones precarias. Cerca de 3.000 de esas personas han perecido en la travesía.