Contáctenos Quiénes somos
Migración | Redacción Espacinsular

Más de 4.000 personas han fallecido o desaparecido en las rutas migratorias de todo el mundo, según datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos (MMP por su sigla en inglés) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Si bien los datos finales para 2018 están siendo aún recopilados en varias jurisdicciones, se sabe que al menos 4.592 migrantes han perdido la vida o desaparecido en ocasión de sus viajes, un 20% menos que el año anterior y más de 8.000 en relación a 2016.

La mitad (2.297) de esas personas se encontraban entre los más de 116.000 migrantes que según consta han intentado cruzar el Mar Mediterráneo desde el norte de África hacia Europa. Hay muy pocas fuentes de información confiables sobre muertes y desapariciones debido a la naturaleza clandestina de la migración irregular, de modo tal que los datos recopilados en algunas regiones, en particular en las zonas desérticas cercanas a las rutas de cruce rumbo al Mediterráneo, son incompletos.

Poniendo de relieve los peligros implicados en tales movimientos, las múltiples tragedias ocurridas en las tres rutas del Mediterráneo en las dos semanas finales del año se llevaron las vidas de al menos 23 personas entre las que se encontraban dos niños; se ha informado también que otras 31 personas han desaparecido.

Las guardias costeras, las armadas y las agencias de rescate de varios países, grupos no gubernamentales que llevan a cabo operaciones de rescate y un barco de carga con bandera norteamericana han rescatado en conjunto, según consta, al menos unos 135 migrantes en alta mar en las últimas dos semanas del año.

Los datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos son compilados por el equipo de la OIM que tiene su sede en el Centro de Análisis de Datos de la OIM sobre la Migración Mundial pero proceden de una variedad de fuentes, algunas de las cuales no son oficiales. Para conocer más acerca del modo en el que los datos sobre muertes y desapariciones de migrantes son compilados presione aquí.

Fuente OIM