Contáctenos Quiénes somos
Migración | Redacción Espacinsular

A seis años que el Tribunal Constitucional emitió la Sentencia 168/13, el movimiento reconoci.do recuerda que la misma despojó a miles de la nacionalidad dominicana, por ser de ascendencia haitiana.

Las constantes luchas por la restitución de la nacionalidad y la solidaridad nacional e internacional lograron involucrar a la clase política y tomadora de decisión en el esfuerzo de buscar una salida, que muchos llamaron humanitaria, a la desnacionalización masiva generada por la Sentencia. 

La Ley 169-14 aplaudida por diversos sectores y criticada por otros debido a las incongruencias e incertidumbre que entrañaba la misma, entre esos que cuestionaron dicha Ley estábamos nosotros los afectados, que desde el inicio denunciábamos las violaciones e ilegalidades del Estado, afirmó Juan Telemin vocero del movimiento.

Reconoci.do afirma que los afectados, aunque inscritos en el libro de extranjeria, con carnet del plan de naturalización, y aun miles sin documento alguno, siguen sin nacionalidad ni identidad; al punto que cuando migración sale a la calle lo recoge y se los lleva al centro de detención de migrantes para ser expulsados.

“Nuestras posibilidades de hacer valer nuestra posición respecto de cuál debía ser la solución que es la restitución de nacionalidad, era muy limitada, viéndose de esa manera sofocada por el avasallante poder del Estado para imponer lo que le pareció que era justo para nosotros. Jamás hemos descansado ni nos hemos detenido de ser veedores de los procesos políticos, denunciando las ilegalidades normativas y prácticas discriminatorias basadas en un racismo estructural” afirmó Juan Telemin

Dicen que como movimiento ha denunciado oportunamente las problemáticas, intentando dialogar con los actores claves y proponiendo vías saludables para evitar dichas faltas. Cómo dominicanos y dominicanas, nunca estuvimos ni estaremos de acuerdo con el trato de ciudadanos de segunda categoría, en el que nos coloca la Ley 169-14, especialmente a los afectados denominados por la misma Grupo B. 

Para el movimiento el estado no ha cumplido con la promesa y el compromiso asumido a través de la Ley 169/14. De hecho, el grupo B que cuenta con el carnet de residencia permanente y que tiene la cédula  que dice “No Vota” tratados como extranjeros/as y ciudadanos/as de segunda categoría, indicaba la ley que en dos años se le daría una naturalización como nacionales dominicanos, lo cual para estas 8 mil personas a 4 años no se ha cumplido.

 Numerosos incidentes buscan detener todo esfuerzo de integración y reivindicación social.  No existe garantía jurídica porque no se están haciendo las declaraciones de nacimiento de manera oportuna, existen niños sin acta de nacimiento,  doble registro, demandas judiciales en nulidad a las actas de nacimiento, a todo eso  hoy asistimos a niveles extremos de asedios y ataques de diversas índoles. 

A esto se suman los discursos oportunistas de políticos que aspiran a cargos electorales, y ganar cuotas de poder en la sociedad. Quienes utilizan este tema como herramientas de persuasión y márquetin político. Con discursos que promueven odio y desprecio hacia los dominicanos de ascendencia haitiana. 

Cabe señalar que los que han usado este tema para capitalizarlo electoralmente lo hacen sembrando el pánico en la sociedad, señalándonos como enemigos externos.

Frente a todas estas situaciones el movimiento señala que se mantendrá  en pie de lucha permanente, hasta que le sea restituida la nacionalidad a cada dominicano y dominicana de ascendencia haitiana y la reparación por los daños a sus  Proyectos de Vida.

 

-- 

Movimiento RECONOCIDO