Contáctenos Quiénes somos
Migración | Redacción Espacinsular

Las instituciones articuladas en la Red de Encuentro Dominicano-Haitiano Jacques Viau (REDH-JV), se manifiestan preocupadas por el anuncio de la reanudación de parte de  las autoridades dominicanas de las detenciones y deportaciones de personas en situación irregular en la República Dominicana (RD) a pesar de los estragos de la pandemia del Covid-19.

Con 107,700 casos del Covid-19 confirmados por el gobierno dominicano, la RD sigue presentándose como el epicentro del coronavirus en el Caribe insular. Sin embargo, para frenar su expansión, la presidencia dominicana ha decretado múltiples medidas como el estado de emergencia, el toque de queda, el uso obligatorio de las mascarillas en público, el distanciamiento social de 2 metros entre personas en la vía pública y áreas sociales, el frecuente lavado de manos, y la prohibición de aglomeraciones de personas. Dada la continuación de estas medidas tan importantes para salvar vidas, la REDH-JV considera que actualmente es inoportuno reanudar de nuevo las deportaciones, tanto para los agentes migratorios que actuarán, como para las personas migrantes sujetos al proceso de control migratorio, porque pone a todos en riesgo. Otros países de la región han sido prudentes en  no reanudar las deportaciones, ya que América Latina/ el Caribe sigue como una zona azotada por la pandemia. ¿Cómo continuar asegurando las medidas de salud en operativas de interdicción migratoria y con qué protocolos sanitarios en estas operaciones en la calle y en los centros de detención? ¿Cuáles son las medidas de precaución sanitarias que adoptará Migración, para preservar la salud y la vida de las personas (deportados/as y agentes migratorios actuantes) que intervendrán en este proceso?

La REDH-JV llama también la atención sobre el hecho que es prematuro detener y/o deportar personas inscritas en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE) que no han podido renovar su estatus porque:

1)    Hay solicitudes de revisión de decisión de rechazos de solicitud de regularización que no han sido respondidos por las autoridades;

2)    miles de ex trabajadores, solicitantes de pensiones, no fueron beneficiados con la regularización migratoria, cuya suerte debería ser definida por las actuales autoridades

3)    las informaciones para la renovación han sido escasas;

4)    las medidas cautelares bajo la pandemia han impedido a las personas migrantes movilizarse hacia las oficinas gubernamentales;

5)    los medios de vida han sido dramáticamente afectados por la crisis sanitaria de manera que las personas referidas tienen dificultades para costear la renovación.

6)    muchos/as solicitantes  del beneficio de regularización nunca recibieron respuesta, por lo que sus casos no han recibido un debido proceso de ley.   

7)    la República de Haití enfrenta serias dificultades para renovar los pasaportes. Las autoridades dominicanas exigiendo pasaportes con 18 meses de vigencia, mientras que el sistema haitiano, solo lo expide por 6 meses.

Recordemos que mientras que dominicanos/as, haitianos/as, venezolanos/as y todos los demás ciudadanos en la RD hemos sufrido la pandemia del Covid-19, los y las extranjeros se encuentran entre los sectores más vulnerables debido a la falta de asistencia humanitaria oficial.

En fin, la REDH-JV recomienda encarecidamente seguir con la moratoria en detenciones y deportaciones hasta que haya condiciones visiblemente mejoradas para reasumirlo. Nos anima  la promesa del Presidente Luis Abinader de actuar en materia migratoria en el ámbito de la ley. Además, nos consta que, aunque la fecha de iniciación de las deportaciones fue prevista para el lunes 21 de septiembre de 2020, múltiples fuentes dieron cuenta de deportaciones, anterior a esta fecha de inmigrantes, inclusive con documentos del PNRE, especialmente por la frontera de Jimaní.

Las instituciones que integran la REDH-JV están dispuestas a ayudar y servir de enlaces entre las autoridades y aquellos inmigrantes refugiados que se encuentran en territorio dominicano para no solo garantizar el cumplimiento de la ley sino también, juntar esfuerzos para contener y controlar  el coronavirus.

Las instituciones que integran la REDH-JV, finalmente, también, alertan sobre el hecho de la existencia de miles de ciudadanos dominicanos/as de ascendencia haitiana, que carecen de documentados de identidad, por disposición de autoridades anteriores, quienes no pueden ni deben ser extrañados del territorio dominicano, sin ser sometido a un riguroso debido proceso de ley.

En Villa Mella, Santo Domingo Norte a los 21 días del mes de septiembre del 2020.

Por la coordinación nacional de la REDH-JV.

Dr Joseph CHERUBIN                                                                          

Coordinador   

Lic. Manuel DANDRE

 Director Ejecutivo