Contáctenos Quiénes somos
Opinión | Redacción Espacinsular

El pasado 3 de junio, en la comunidad de Matanzas, al sur del Municipio de Santiago de los Caballeros, una “turba de personas”, enfurecidas asumiendo lo que creen ser su derecho de “matar a cualquiera persona de origen haitianas”, por el simple hecho de que alguien los acusa de supuesta agresión en contra de dominicanos.

 Esta vez la desdicha les tocó a Víctor Pierre (43 años) y Desil'homme Athul (42 años), el primero perdió la vida como consecuencia de los golpes de machetes y otros objetos que recibió y el segundo debió ser internado en un hospital de Santiago para ser tratado de sus graves heridas que les infligió la turba.

 La REDH-JV, deplora el linchamiento de estos ciudadanos haitianos, “víctimas de la justicia popular de comunidades santiagueras”. Ambos hombres fueron acusados injustamente de asesinar al joven dominicano Daniel Espejo Ramos (20 años) el pasado día 3 de junio de 2019. No cabe dudas que la turba actuó animada por los prejuicios y estereotipos que se han visto reforzados y expandidos en la zona del Cibao, sobre todo en Santiago, desde que la actual administración municipal sumiera sus funciones, los ataques a inmigrantes haitianos han sido recurrentes”.

 Las autoridades policiales de la zona, anunciaron el apresamiento del matador, quien responde al nombre de Gabriel Beato Burgos (63 años) y fue la persona que disparó un arma de fuego en contra de los dos haitianos, resultando muerto por los disparos el joven Espejo Ramos, quien resultó ser pariente del asesino Beato Burgos. Fue el mismo Beato Burgos, quien le informó a los familiares y a la comunidad, que el joven había asesinado por los haitianos que fueron agredido, los cuales vivían en el área donde ocurrieron los hechos, lo que provocó el desencadenamiento de la violencia masiva en contra de humildes familias haitianas que viven en este lugar.

 Desafortunadamente, hechos de esta naturaleza suceden con mucha frecuencia en contra de nacionales haitianos y sus familias, cuando pobladores enaltecidos deciden aplicar lo que ellos creen ser su derecho de hacer justicia con sus propias manos, confiando en simples rumores; pero lo mas lamentables, es que estos hechos se quedan impune, no reciben castigos ni repudio de parte de las autoridades competentes.

 Se recuerda el caso del joven haitiano, Jean Claude Harry (alias Tulile), quien apareció ahorcado, atado de pies y manos en el parque público Ercilia Pepín de Santiago, el 11 de febrero 2015, hasta el momento, las autoridades no han condenado ese horrendo crimen de odio xenofóbico, ninguna investigación se ha realizado y nadie está detenido por este hecho. Mientras el país se entretiene en escándalos políticos y corrupciones, las personas mas vulnerables, no encuentran auxilios de las autoridades por la violación de sus derechos.

 La agitación ultranacionalista, impide reuniones pacificas de la comunidad haitiana, no obstante haber solicitado los permisos correspondientes para ellos, “es insólito que como grupos fascistas apelando a la violencia, pretende proscribir de facto derechos elementales, en una sociedad que se dice ser democrática, tal como ocurrió el domingo 23 de diciembre del 2018, ante a una manifestación deportiva y pacífica” convocada por la comunidad haitiana, residente en territorio dominicano.

 Los fascistas, “niegan derechos a los migrantes, a los/as dominicanos/as de ascendencia haitiana, a las mujeres y jóvenes pobres, a las personas LGBTI, a los/as campesinos/as, los/as trabajadores/as urbanos/as, las capas medias, de los/as emprendedores/as, a los trabajadores/as cañeros/as.

 

La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas formas de Discriminación Racial, obliga a República Dominicana a no tolerar la discriminación no importa quien la auspicie, es una responsabilidad del Estado dominicano hacer cesar la propaganda de odio basada en el origen nacional.

 La Red de Encuentro Dominico Haitiano, Jacques Viau, llama la atención a las autoridades a que despliegue a los responsables de investigar y sancionar los crímenes a que le den respuestas a estos casos, puntuales, castigando como es debido a los responsables.

  

Dr. Joseph Cherubin                                         Licdo. Manuel de Jesús Dandré

Presidente REDH-JV                                        Director Ejecutivo REDH-JV