Contáctenos Quiénes somos
Opinión | Wooldy Edson Louidor/Profesor e investigador en la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá

Caminante, te entiendo: Es posible que aún no veas ningún camino/ Es posible que no sepas cómo y por dónde caminar/ Es posible que te sea imposible andar para hacer el camino /

Es posible que los caminos disponibles te indispongan

Es posible que te tiente la idea de retomar caminos ya andados

Es posible que te dé miedo caminar adelante

Es posible incluso que tus dos piernas ya hayan dado de sí.

Caminante, no te preocupes:

Se baila con el ritmo del corazón

Se anda con la mirada al horizonte

Se vive con cada rotación de la tierra

Se renace con cada vuelta al sol.

Caminante, recuerda:

Para caminar en un mundo bocabajo, necesitas sólo de las manos que ya son tus pies

Y de las estrellas que son tu guía

Y las aves majestuosas que son tu compañía.

Caminante, no se te olvide nunca:

Para caminar en tiempos de indigencia, se necesita simplemente poner las manos en el cielo

No hay que dar pasos, sino tocar texturas

No hay que desbrozar caminos, sino deshilar el horizonte

No hay que empeñarse en hacer realidad los sueños, sino aprender el arte de tejer y retejer

No hay que ponerse las botas, sino saber usar los dos pares de guantes que se reciben al nacer: unos de hierro y otros de seda.