Contáctenos Quiénes somos
Reportajes | Redacción Espacinsular

El asesinato del haitiano Fetiere Sterlin, de 33 años, en la ciudad de Navegantes, Estado de Santa Catarina, revelaría la urgencia de que se combata la xenofobia, el racismo y el odio en Brasil.

 Cuatro adolescentes y un hombre de 24 años fueron detenidos por la Policía Civil de Navegantes, sospechosos de matar a Sterlin, en la noche del último 17 de octubre.

Conforme declaraciones de la brasilera y esposa del haitiano, Vanessa Nery Pantoja, mientras su pareja iba a una fiesta en el barrio de Nuestra Señora das Graças, en Navegantes, conjuntamente con otros amigos también de nacionalidad haitiana, tres muchachos que pasaban en bicicleta los llamaron "Macici”. El término significa "homosexual” en criollo haitiano. Sterlin respondió de la siguiente forma: "Macici son ustedes”, lo que los habría motivado para amenazar de muerte al inmigrante. Poco tiempo después, los tres habrían vuelto con otras siete personas, con palos, piedras, cuchillos y palas, para agredir a los haitianos.

De acuerdo con la esposa del haitiano, el sueño de Fetiere era mudarse en 2016 hacia Estados Unidos, donde vive parte de su familia.

Sterlin tuvo heridas en los brazos, tórax, abdomen, rostro y en la espalda. Llegó a ser socorrido por el Cuerpo de Bomberos, pero no resistió y murió después de varios paros respiratorios, en la ambulancia a camino del hospital. Uno de los amigos de la víctima tuvo heridas leves durante el ataque y los otros consiguieron protegerse de las agresiones y corrieron. 

Para la Regional Sur 3 de la Pastoral de la Movilidad Humana, de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), en entrevista con Adital, el caso representa la falta de educación de los brasileros con los pueblos de fuera. "El Estado y la Unión se han lavado las manos en lo que se refiere a la protección de los inmigrantes. El gobierno necesita tomar una decisión. Si abrimos las fronteras a otros países, debemos ofrecer una mejor acogida”, se afirma desde la Pastoral. 

El Grupo de Apoyo a Inmigrantes y Refugiados de Florianópolis (Gairf) observa que las violaciones a los derechos laborales, sociales, humanos y también al derecho a la vida son, lamentablemente, prácticas comunes en Brasil. "El triste caso de Sterlin nos muestra que la escalada de violaciones de esos derechos nos encamina hacia una situación muy peligrosa, de xenofobia contra los nuevos inmigrantes en Santa Catarina, especialmente los haitianos”, dice el GAIRF por nota.

De acuerdo con el Grupo de Apoyo, las agresiones contra el haitiano afectan a todos los que vienen al país en busca de mejores condiciones de vida; y también aquellos que luchan por desarrollar mecanismos de atención, acogida y acompañamiento de esos inmigrantes. 

El Gairf afirma también que, mientras no se desarrollen mecanismos de protección, como la creación de un Centro de Referencia para Inmigrantes y Refugiados y de una Secretaría Estadual de Derechos Humanos, los inmigrantes continuarán en situación de vulnerabilidad. 

Lea la declaración de repudio del Gairf 

El último 21 de octubre, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff [Partido de los Trabajadores – PT] también lamentó a través de su cuenta en Twitter la muerte de Fetiere Sterlin. 

twitter
Twitter Dilma Rousseff

 De acuerdo con la Pastoral del Migrante de Florianópolis, los haitianos, de mamera general, están asustados por lo que pasó con Sterlin y temen lo que pueda ocurrir en el futuro. "El gobierno necesita realizar acciones de integración local para garantizar la seguridad y el bienestar de los inmigrantes”, se afirma desde la Pastoral.

 El Ministerio de Justicia dijo por nota que la muerte del haitiano ofende la tradición histórica de acogida y respeto a los inmigrantes que vienen a Brasil a reconstruir sus vidas, y que ayudan en el desarrollo socioeconómico del país. El MJ asegura que va a implementar políticas que respeten la integración de los extranjeros en la sociedad brasilera.

Jilwesley Almeida

Colabora con ADITAL. 
Correo electrónico
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.