Contáctenos Quiénes somos
Reportajes | Redacción Espacinsular

La laureada periodista conversó para la serie de radio Lecciones de Buen Periodismo en la Isla, que se transmite a través de RadioCimarrona.com con apoyo de la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC).

 Minerva Isa Martínez no escogió dedicarse al periodismo de investigación. Más bien la vida la fue conduciendo por esos caminos. De hecho, no tiene claro cómo llegó al periodismo, pues su primera vocación era la arquitectura, carrera que no pudo cursar porque el horario de las materias coincidía con su trabajo en el colegio Santo Domingo, donde impartía clases recién llegada de su natal San José de Ocoa.

“No sé por qué caí en periodismo. Sí toda la vida me gustó leer, pero de periodismo nada. Fue algo accidental…”, confiesa.

Tampoco tuvo el propósito de ser investigadora: “Simplemente yo diría que mi camino andaba por ahí, porque la verdad que la investigación se convirtió para mí, no ya en un ejercicio con vocación, como ha sido el periodismo, la investigación para mí ha sido una pasión”.

Sin contar con una formación especializada en el área de la investigación periodística, Minerva Isa fue haciendo camino al andar: “Cómo llegué, simplemente me asignaron trabajos, no sé por qué, y los iba realizando. En el día a día iba aprendiendo, la praxis te va enseñando, quizás hubo un poco de intuición, pero no había estudiado nada de investigación. Yo estudie Ciencias de la Comunicación, pero en ese entonces no te mencionaban dos palabras sobre investigación, ningún profesor te hablaba de investigación. Era algo completamente ajeno al ejercicio”.

Recuerda que, tras su ingreso al periódico El Caribe en 1975, donde tenía la cobertura de la Cámara de Diputados y luego del Senado, empiezan a asignarle investigaciones. Un día le dice Virgilio Alcántara que van a crear un periódico y que le gustaría que estuviera solo para la investigación. “Aquello me deslumbró y aquí estoy”.

Ello ocurrió en 1981, y desde entonces ha permanecido en el periódico Hoy haciendo investigaciones periodísticas de tan alta calidad que le merecieron en 2011 el Premio Nacional de Periodismo en reconocimiento a sus aportes a la sociedad y a la investigación periodística.

 Pocos recuerdos de la tiranía de Trujillo

Minerva Isa Martínez nació el 14 de junio de 1944. Sus padres fueron Rafael Emilio Isa y Mirla Oceanía Martínez. Estudió algunos años en el colegio Inmaculada Concepción de La Vega, donde tuvo la oportunidad de conocer a las hermanas Patria y María Teresa Mirabal, pues allí estudiaba Noris González, hija de Patria, con quien mantuvo una estrecha amistad.

Cuenta que durante su infancia y adolescencia recibió pocas informaciones sobre la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo Molina: “La verdad que no tuve información. Era tal lo que nos cuidaron los padres que no dejaban filtrar nada que nos dejara información a nosotros. Para mí la dictadura fue inadvertida, yo vine a tomar conciencia cuando me entero del asesinato de Trujillo”.

Sí recuerda que el mismo día que cumplía 15 años, el 14 de junio de 1959, estando sentada en el parque de Ocoa vio pasar camiones militares. Justamente ese día aterrizó en Constanza un avión con 54 expedicionarios que llegaron desde Cuba con la misión de enfrentar la tiranía trujillista.

 En la Escuela de Periodismo

Minerva Isa formó parte de la segunda promoción de estudiantes de la Escuela de Periodismo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que había sido creada en 1963. ¿Qué profesores recuerda? A su memoria asoman Rafael Molina Morillo, Freddy Gatón, Marcio Veloz Maggiolo… “Tengo recuerdos fabulosos de esos profesores. Fueron profesores maravillosos”.

Compartió las aulas con Emilio Herasme Peña, Brinela Fernández, Mireya Castillo, Freddy Prestol Castillo, Pedro Caba, Miguel Guerrero...  De la primera promoción recuerda a Virgilio Alcántara, a Clara Leyla Alfonso, a Silvio Herasme Peña…

El 1965, la Revolución de Abril provocó el cierre de la universidad. En 1966 es reabierta, y entonces Minerva Isa logra terminar la carrera y se gradúa. Su primera experiencia en el periodismo fue en revistas, y en 1972 entra al periódico El Sol, que había sido fundado en Santiago con una oficina en Santo Domingo. Su director era Radhamés Gómez Pepín. Luego trasladan sus oficinas principales a Santo Domingo.

Del periódico El Sol pasa a El Caribe, en 1975, donde realiza sus primeros reportajes. Cuando se funda el periódico Hoy, en 1981, Minerva Isa pasa a este medio, donde todavía permanece. Ha laborado con los directores Virgilio Alcántara, Mario Álvarez Dugan y, en la actualidad, con Bienvenido Álvarez Vega, “tres personas de las que he recibido mucho, de las que he aprendido mucho, a los que les he tenido gran admiración”.

 Premio Nacional de Periodismo 2011

¿Qué pasó por la cabeza de Minerva Isa Martínez cuando en 2011 le comunicaron que había sido seleccionada Premio Nacional de Periodismo? “La verdad es que yo jamás lo esperaba. Pensaba yo: ¿por qué había que darme un premio a mí de ese tipo?, de modo que me sorprendió. Recuerdo que me llamaron y se cayó la llamada. Vuelven y me llaman y creo que es alguien que me está tomando el pelo y no le hice mucho caso. Insisten. Bueno, yo le dije: es que no puede ser. Había otras personas, y todavía no sé por qué. Yo nunca he pasado balance a lo que he hecho”.

 Sobre el periodismo en la actualidad

Sobre el periodismo que se ejerce hoy día, considera que ha avanzado y aportado mucho, pero que le gustaría más, sobre todo en la parte de los contenidos: “Me gustaría que los periódicos no tuvieran el interés tan centrado en la parte visual, por ejemplo, lo que es el diseño, sino que hubiera mayor interés en lo que constituye los contenidos. Es cierto que se hace un buen periodismo, pero todavía, sobre todo los medios escritos, van a tener que ir pensando en nuevos contenidos, diferentes, en noticias más contextualizadas, más interpretativas, en análisis, para que nos den algo diferente a lo que es la noticia que se escucha en la televisión y la radio. Me gustaría que hubiera más investigación, pero ha sido a la inversa”.

 Construcción de ciudadanía

¿Qué opina sobre el papel de la comunicación en la construcción de una ciudadanía activa? “Nosotros tenemos una herramienta muy importante que es el empoderamiento y no lo utilizamos. En todo mi discurrir periodístico me he convencido de que realmente no estamos ganando conciencia de la importancia de la construcción de ciudadanía, de exigir nuestros derechos y de realmente reclamar lo que nos pertenece, y una muestra fueron las elecciones recientes, donde vimos realmente todo cuanto ocurrió con la venta de votos, regalando dinero”.

Está convencida de que solo a través de una conciencia ciudadana y de la educación de la población se podrán impulsar los cambios sociales que se requieren. “Igualmente pienso con relación al periodismo. El periodista tiene también que ir logrando mayor formación, mayor conciencia, porque de otro modo no vamos a lograr las transformaciones que queremos ver en nuestro país”, concluye.