Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

Saludos a todas y todos,

 

¡HOY LLEGAMOS A UN MES DE CAMPAMENTO!

 

Y QUEREMOS DECIR “GRACIAS”

 

En primer lugar, por estar hoy aquí con nosotras. Por acompañarnos en esta jornada de reconocimiento a la lucha y resistencia de todas las personas que hemos decidido unirnos para que se nos garantice lo mínimo: la protección de la vida, de la salud y de la dignidad de las niñas y mujeres de nuestro país.

 

Gracias por levantar la voz, poner el cuerpo y resistir con dignidad.

 

Hemos sacrificado momentos de ocio, descanso, tiempo con la familia y los amigos, e incluso tiempo de producción laboral, porque sabemos que los derechos se conquistan luchando, y luchando LOGRAREMOS QUE ESTE ESTADO NOS RECONOZCA COMO CIUDADANAS PLENAS. NO QUEREMOS DERECHOS A MEDIAS.

 

GRACIAS por el apoyo que nos permite mantenernos firmes y continuar luchando.

 

GRACIAS a las miles de personas que del 11 de marzo al 11 de abril han hecho presencia en este campamento y a la inmensa solidaridad recibida para garantizar su sostenimiento, demostrando que no aceptaremos que se legisle y, mucho menos, que se promulgue un Código Penal que no incluya las tres causales por las cuales las mujeres tenemos derecho a decidir si interrumpir o no un embarazo: 

Cuando corre riesgo la salud y la vida de la niña o mujer

Cuando el embarazo no tiene posibilidad de dar vida fuera del útero

Cuando el embarazo ha sido forzado como resultado de una violación o incesto

Quien tiene oídos para oír que oiga, quien tiene ojos para ver que vea:

 

QUE VEAN las organizaciones de mujeres, feministas, de jóvenes, campesinas, profesionales, trabajadoras y trabajadores, gremios, grupos culturales, academias, organizaciones sociales, sindicatos, partidos políticos, legisladores y legisladoras, funcionarias y funcionarios, religiosos de distintas iglesias, que afirman a una sola voz que: LAS CAUSALES VAN

 

QUE ESCUCHEN a las mujeres y hombres que se han apostado en las provincias y municipios, con campamentos itinerantes, exigiendo a sus legisladoras y legisladores defender el derecho a la vida, la salud y la dignidad de sus votantes, de las mujeres y niñas más pobres. 

 

QUE VEAN las miles de firmas recolectadas por diversos gremios profesionales exigiendo que el estado dominicano apruebe las tres causales en el Código Penal

 

QUE VEAN la firmeza y compromiso de nuestra diáspora dominicana, que recauda fondos para apoyarnos y se moviliza para que sus compatriotas puedan tener los mismos derechos de los que ellas gozan en los países que las han acogido.

 

QUIEN TIENE OJOS PARA VER QUE VEA que República Dominicana es hoy:

El 1er país con mayor tasa de embarazo infantil y adolescente del continente

El 3er país con mayor tasa de mortalidad materna

El 5to país con mayor tasa de feminicidios

Cuando levantamos el velo de los discursos y las promesas, se revela la realidad: el Estado le ha fallado a las niñas y mujeres dominicanas.

 

QUE VEAN que hablamos de vidas, de niñas y mujeres con sueños, anhelos, proyectos, a quienes hemos dejado solas, a quienes no pudimos salvar. 

 

QUE ESCUCHEN que no aceptaremos un Código Penal que nos obligue a morir, a arriesgar nuestra salud, y vulnerar nuestra dignidad, nuestra integridad.

 

QUE VEAN QUE LAS TRES CAUSALES SALVAN VIDAS, GARANTIZAN SALUD, DEVUELVEN DIGNIDAD. Y la sociedad dominicana lo tiene bastante claro porque todas las encuestas recientes demuestran que la mayor parte de la ciudadanía apoya las tres causales.

 

Es hora de que nuestras legisladoras y nuestros legisladores, y nuestro presidente, Luis Abinader, VEAN Y ESCUCHEN el reclamo de un pueblo que está CANSADO de ver a sus niñas y mujeres morir. Y si, en cambio, eligen darnos la espalda, continuar negando una vida digna y salud a quienes atraviesan por estas situaciones de riesgo, si deciden continuar perpetuando el dolor de sus familiares, si deciden obligarlas a una vida de tortura, de violencia y de cárcel, que sepan que no vendrá sin consecuencias.

 

Este es el momento de actuar, de hacer del discurso una realidad. De demostrar quiénes son realmente. Este pueblo cambió y está atento, por eso,

 

NO ACEPTAREMOS MENOS:

 

QUEREMOS ESTAR EN SALUD

QUEREMOS VIVIR

 

Y ESO NO ES MUCHO PEDIR

 

ES LO MÍNIMO

 

NO PODEMOS ESPERAR MÁS

 

ES AHORA

 

LAS CAUSALES VAN