Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | Redacción Espacinsular

Al ser los depredadores marinos más grandes, los tiburones regulan la estructura y función de los ecosistemas y pueden contribuir a impedir consecuencias ambientales indeseables, tales como el crecimiento excesivo de algas de los arrecifes de coral y la reducción de otras importantes pesquerías para la producción de alimentos. 

 "Los depredadores apicales de los océanos contribuyen a mantener el equilibrio de los ecosistemas marinos. Asegurar su supervivencia constituye un interés público mundial que requiere una acción concertada y cooperativa por parte de los gobiernos, el sector pesquero, las comunidades locales, las organizaciones de conservación, los científicos y el público en general.

Tal como lo ha confirmado la reunión de Costa Rica, el MdE de la CMS sobre los tiburones está proporcionando el marco para esta colaboración esencial", dijo Bradnee Chambers, Secretario Ejecutivo de la CMS. 

Entre las especies incluidas por los gobiernos en Costa Rica, se encuentran cinco especies de peces sierra, tres especies de tiburón zorro, la mantarraya de arrecifes, la mantarraya gigante, nueve especies de rayas Mobula, el tiburón jaquetón o sedoso, la cornuda gigante y el tiburón martillo.

Las nuevas especies incluidas en la lista aumentan considerablemente la proporción de especies migratorias amenazadas reguladas por el MdE sobre los tiburones, que comprende ahora a todas las especies de los grupos taxonómicos más gravemente amenazados - los peces sierra y los tiburones zorro. 

Los tiburones son muy vulnerables a la sobreexplotación debido a que crecen lentamente, maduran tarde y producen muy pocas crías.

El aumento rápido y en gran parte no regulado de la pesca selectiva y de capturas incidentales han agotado muchas poblaciones de tiburones y rayas en todo el mundo, estimándose en 100 millones los tiburones que se matan cada año. 

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) estima que hasta una cuarta parte de más de 1.041 especies conocidas de tiburones, rayas y quiméridos estrechamente emparentados se hallan en peligro de extinción, con sólo el 23% de las especies clasificadas como de "preocupación menor" - la tasa más baja de todos los vertebrados. 

"Se ha observado que la sobrepesca y la modificación y pérdida del hábitat afectan a las poblaciones de tiburones y rayas. Los acuerdos alcanzados en la 2ª reunión del MdE sobre los tiburones instan a los Signatarios a aumentar sus esfuerzos por mejorar nuestros conocimientos de las poblaciones de tiburones y rayas migratorios" dijo John Carlson, de la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOOA) y Presidente del Comité Asesor del MdE sobre los tiburones. 

Los países que han firmado el MdE sobre los tiburones se comprometen a trabajar juntos para mantener y restablecer un estado de conservación favorable de los tiburones y rayas migratorios con políticas basadas en la mejor información científica disponible y teniendo en cuenta el valor socioeconómico de estas especies.