Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | Redacción Espacinsular

Los desastres climáticos siguen aumentando y una de cada tres personas no está cubierta por sistemas de alerta. La pandemia de coronavirus podría hacer que el número de personas desnutridas, que actualmente se estima en casi 690 millones, aumente en otros 132 millones para finales de año.

El COVID-19 afecta ahora a menos trabajadores de la salud que al comienzo de la pandemia. El Comité de los derechos del niño considera que el procedimiento para determinar la edad de los jóvenes migrantes no acompañados que llegan a España viola sus derechos humanos. 

Los desastres climáticos afectarán a 162 millones de personas en 2030 

Unos 108 millones de personas necesitaron ayuda humanitaria en 2018 tras desastres como tormentas, inundaciones, sequías e incendios forestales; una cifra que podría crecer en un 50% en 2030, advirtió la Organización Meteorológica Mundial (OMM). 

En un informe elaborado junto a otras 15 organizaciones internacionales, con motivo del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, la OMM también recuerda que una de cada tres personas en el mundo no está cubierta por sistemas de alerta temprana contra este tipo de catástrofes. 

“Estar preparados y ser capaces de reaccionar en el momento oportuno y en el lugar adecuado puede salvar muchas vidas y proteger los medios de subsistencia de las comunidades de todo el mundo", dijo el secretario general de la Organización, Petteri Taalas. 

Entre 1970 y 2019 lo desastres relacionados con el tiempo, el clima y el agua causaron más de 2 millones de muertes y 3 billones de dólares en pérdidas económicas. Aunque las muertes se han reducido en un tercio durante ese período, la cantidad de desastres se ha multiplicado por cinco y las pérdidas económicas, por siete. En los últimos 10 años, este tipo de catástrofes han aumentado un 9% con respecto a la última década. 

La “buena noticia” es que la financiación climática alcanzó un nivel sin precedentes, llegando a los 500.000 millones de dólares anuales en 2018. Sin embargo, el informe advierte que no es suficiente para afrontar el escenario de un calentamiento global de 1,5ºC en este siglo. 

La falta de trabajo por la pandemia deja a millones de personas sin comida

La pandemia de coronavirus podría hacer que el número de personas desnutridas, que actualmente se estima en casi 690 millones, aumente en otros 132 millones para finales de año. 

Casi la mitad de los 3300 millones de trabajadores del mundo corre el riesgo de perder sus medios de vida, según un informe de la FAO, la OMS y otras agencias de la ONU, que señala que la falta de ingresos hace que muchas personas “no pueden procurarse alimentos ni alimentar a sus familias. Para la mayoría, “no generar ingresos significa no tener comida o, en el mejor de los casos, reducir la cantidad y calidad nutricional de los alimentos”, alertan. 

Además, el cierre de fronteras, las restricciones al comercio y las medidas de confinamiento han impedido a los agricultores comprar insumos y vender sus productos, y a los trabajadores agrícolas cosechar los cultivos, lo que ha alterado las cadenas de suministro de alimentos y ha reducido el acceso a dietas saludables, inocuas y variadas.  

Disminuyen los contagios de COVID-19 entre el personal médico 

El COVID-19 afecta ahora a menos trabajadores de la salud que al comienzo de la pandemia. El personal médico representa en este momento el 5% del total de casos, frente al 14% de hace unos meses, según datos de más de 80 países recopilados por la Organización Mundial de la Salud. 

“Los datos indican que desde el inicio de la pandemia se ha producido una disminución sustancial de infecciones entre las personas que trabajan en la sanidad y en los últimos meses la proporción es más cercana a la de la población en general”, dijo en rueda de prensa la epidemióloga de la OMS Anne Perrocheau. 

Las cifras han mejorado por la mayor disponibilidad y uso adecuado de equipos de protección, un cumplimiento más estricto de las medidas de higiene, y el uso generalizado de las mascarillas tanto en los centros médicos, como en otros lugares de alto riesgo como residencias de ancianos.

La OMS y otras agencias distribuyeron más de cien millones de mascarillas y 18 millones de respiradores en los primeros meses de la pandemia para cubrir la escasez.

España viola los derechos de los menores migrantes con los procedimientos para determinar su edad

El Comité de los derechos del niño considera que el procedimiento para determinar la edad de los jóvenes migrantes no acompañados que llegan a España viola sus derechos humanos. 

En los 14 casos recibidos por el Comité, España no realizó procedimientos adecuados de determinación de la edad. Uno de los métodos más habituales es la radiografía de la muñeca, pero según la Agencia de la ONU para los Refugiados esta práctica tiene un margen de error de cuatro años. ACNUR cifra en unos 2.500 los niños que llegaron a España en los nueve primeros meses de 2019, muchos de ellos no acompañados.

 El Comité señala la importancia fundamental de determinar la edad de toda persona que afirma ser menor de edad, dado que condicionará si tienen derecho a protección en su calidad de niños. 

“El acompañamiento por representante y la posibilidad de apelar el resultado de dicha determinación, son esenciales”, afirmó Luis Pedernera, presidente del comité que recordó que mientras el resultado esté pendiente, “la persona debe presumirse como menor de edad y ser tratada como tal”.  

 El Comité señaló que los documentos de identidad, cuando se encuentren disponibles, deben considerarse válidos salvo prueba en contra, según lo reconocido por el propio Tribunal Supremo de España.