Contáctenos Quiénes somos
Periodismo ciudadano | Redacción Espacinsular

Al cumplirse  dos años de la evacuación de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional (TC)  que desnacionalizó a cuatro generaciones de dominicanos y dominicanas, las organizaciones que integran la Plataforma Dominicanos por Derecho y el Movimiento Reconoci.do  se congregaron frente a esa instancia judicial.

La plataforma reiteró su  rechazo a lo que definen es la  el génesis de actos inconstitucionales y decisiones arbitrarias   que irrespetan estructuras institucionales,  las leyes y los derechos de nuestros conciudadanos/as.  

 Las organizaciones recuerdan  que siguen vigente los efectos negativos de una medida “que ha tratado de borrar la historia, la vida, la dignidad de decenas de miles de dominicanos y dominicanas, reproduciendo y retomando las conductas e ideologías más oscuras y siniestras del pasado trujillista y dictatorial en nuestra amada Patria”. 

Demandan el  cese de la política discriminatoria, y la segregación que se ha estado fomentando desde la Junta Central Electoral, a raíz de la creación de nuevos libros de registro (Transcripción), sin fundamento legal ,  donde se han estado colocando los hijos de Inmigrantes Haitianos, que fueron inscritos en el registro civil desde el 1929 hasta el 2007,  como si fueran declaraciones tardías realizadas 2014 y 2015, lo que se equipara a un proceso de naturalización expedita. 

Exigen a las autoridades reconocer la  nacionalidad sin restricción de los hijos de inmigrantes extranjeros nacidos con anterioridad a la constitución del 2010. Incluyendo los que han  sido declarados como extranjeros por disposición de la ley 169/14, y garantizar  que  los no inscritos en el registro civil puedan registrarse como nacionales. 

A pesar  de que el gobierno  promueve la ley 169-14 como una solución definitiva,  aseguran  miles de dominicanos y dominicanas  no tienen acceso a sus documentos, ni a la inscripción en el  al registro civil que les corresponde.    

Denuncian que a los/as accedieron al Plan de Naturalización en tres pasos se les ha otorgado un carnet de residencia  que les declara extranjeros/a, atribuyéndoles ilegalmente la nacionalidad de sus padres, cuando el Estado dominicano no tiene  potestad de administrar u otorgar otra nacionalidad.  Siendo considerados extranjeros/as, este grupo, afirman, no tiene garantía que en dos años puedan re-adquirir la nacionalidad dominicana.    

Explican que se se condena a la muerte civil a los dominicanos  cuyos documentos siguen  bloqueados, a los que no aparecen en la lista de los 55 mil o los que aún estando en ella no logran tener acceso a sus documentos porque no están en el sistema, por lo que exigen la restitución actas de nacimientos originales a sus legítimos titulares cumpliendo dando cumplimiento a la Sentencia de la Corte Interamericana de derechos Humanos del 8 de septiembre del año 2005, emitida en el caso de las niñas Jean & Bosico Vs. República Dominicana. 

A esto, hay que agregar el conocimiento de varios casos de dominicanos y dominicanas detenidos para ser sujetos a los procedimientos de deportación, basándose en su apariencia física, su nombre y su apellido. 

Durante la Parada Cívica frente al Tribunal Constitucional,  Alfredo Oguisten y Rosa Iris Diendomi, líderes del Movimiento Reconocido,  leyeron la proclama en la que  Plataforma declara  el 23 de septiembre como el Día Nacional de la Lucha contra la Apatridia y la Desnacionalización.  El documento entregado por una comisión al Tribunal Constitucional,  les exhorta  a revocar la sentencia 168-13.  También se solicita   al gobierno dominicano a ratificar la convención para reducir los casos de apatridia y la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954.