Contáctenos Quiénes somos
Periodismo ciudadano | Redacción Espacinsular

La República Dominicana ha sido postrada frente al futuro. Atada de manos, amordazada y reducida al absurdo, pero no derrotada. 

 

Tener una sociedad en la que sea una realidad el respeto por las reglas de convivencia y los bienes comunes es posible. Eso sí,  requiere de una ciudadanía activa y  consecuente con la defensa irrestricta de las garantías democráticas cuya salvaguarda es una de las funciones de la acción de gobernar. Solo así es posible superar las constantes violaciones a las normativas institucionales, de parte de las autoridades públicas y dirigencia política.  

La corrupción se ha hecho una forma de gobernar para la clase política que nos ha conducido. La impunidad, como inexistencia de un régimen de consecuencias  ha predominado a lo largo de casi toda nuestra historia republicana.  Esta situación atenta con el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos y debilita las condiciones para el cumplimiento de los deberes y de las obligaciones imprescindibles para la convivencia democrática. 

Así, la impunidad se ha constituido en una característica fundamental de nuestro sistema, generando pérdida de credibilidad, de confianza, de apego al interés común y  convirtiéndonos en un colectivo sin cohesión social suficiente para emprender las tareas del desarrollo humano integral. La impunidad ha pervertido los pocos avances democráticos que hemos logrado con ingentes esfuerzos. 

Forzadamente nos han hecho presenciar cómo se institucionaliza la impunidad y la sacralización del saqueo. 

Por eso, detener la impunidad es un imperativo del momento político que vive la sociedad dominicana, pues mientras ésta persista, la corrupción seguirá en ascenso, socavando las bases para una vida digna, pacífica y armoniosa en este, nuestro hermoso y amado país. 

De esa necesidad nace PODER CIUDADANO RD, como resultado de esfuerzos unitarios y articuladores de importantes coaliciones, organizaciones socio-políticas, así como de ciudadanía no organizada. 

Por eso damos cumplimiento a las decisiones emanada  de la Asamblea Popular del 13 de diciembre. Hoy, frente a este símbolo del robo y la desvergüenza damos inicio a la campaña “Cadenas Humanas Contra La Corrupción y La Impunidad” 

Esta campaña tiene como objetivo, que nos demos las manos en señal de solidaridad, fraternidad y cooperación para que nuestros reclamos aislados se conviertan en una voluntad colectiva unificada, que enfrente de forma contundente los males que aquejan nuestro país. 

Por ello, al igual que la mayoría de la población y las principales organizaciones e instituciones del país,  demandamos el cierre definitivo de la OISOE, la realización de  investigaciones  independientes y el sometimiento a la justicia de TODOS los implicados en los casos de corrupción en esa entidad del Estado. 

La OISOE es una cueva de ladrones creada por decreto con fines de servir de botín político, de método de acumulación de capitales, lugar donde sólo por citar un ejemplo, Félix Bautista amasó la fortuna más grande y nefasta que se puede imaginar. Esta institución representa hoy la punta del gran iceberg de la inmensa  corrupción que arropa a todo el Estado Dominicano. La OISOE  constituye, además, un atentado a la institucionalidad orgánica del Estado ya que duplica las funciones del Ministerio de Obras Públicas. 

Es la hora de actuar de la ciudadanía y ejercer su poder. Es la única forma de llenar de contenido esta democracia hueca, y lograr que el Estado funcione en beneficio de toda la población.   

Es el presente y el futuro de nuestras vidas lo que han puesto en juego aquellos que nos han conducido hacia la demencia. Es esa la situación que tenemos que superar. Ese es nuestro principal desafío como pueblo y nación. 

Asumámoslo con altura y responsabilidad.   

Agarremos nuestras manos fuerte y lleno de firmeza y esperanzas  en esta primera cadena humana de tantas que habremos de realizar en todo el territorio nacional con el objetivo de rescatar la democracia. 

Santo Domingo

7 de Octubre 2015