Contáctenos Quiénes somos
Reportajes | Redacción Espacinsular

Los Ingenios Azucareros. En la historia de la producción caribeña de azúcar, Haití presenta dos características particulares. A principios del siglo XVI, en el período de la civilización española, Haití es el primer territorio del continente americano donde se estableció la producción azucarera esclavista.

Además, constituye con la colonización francesa en el siglo XVIII, el mayor productor mundial de azúcar blanco y pardo. Esta segunda especificidad implicó en el país la mayor concentración de esclavos y de instalaciones agromanufactureras. 

Después de haber realizado la ruptura total con el sistema esclavista sobre la base de la insurrección de agosto de 1791 y de la independencia en 1804, el campesinado haitiano da la espalda definitivamente al sistema de las plantaciones Los ingenios azucareros en todo el territorio se convirtieron prácticamente en campos de ruinas. Eso explica la existencia de una cantidad tan grande de vestigios de la antigua economía azucarera del siglo XVIII. De manera general esos vestigios materiales son a menudo abandonados, ignorados e incluso a veces sistemáticamente destruidos.

He aquí un fenómeno que intriga a numerosos historiadores. Se trata de una relación ambigua con la memoria colectiva. En efecto todo ocurre, como si la sociedad escogiera ocultar todo lo vivido durante la esclavitud para solo guardar el orgullo de la obra heroica de regeneración social, racial y humana. Sin embargo, las huellas se niegan a desaparecer, no dejan de mostrarse, constituyéndose como sitios de memoria que no dan cabida al olvido. Toda la vida posterior a la emancipación adquirida con mucha lucha al final de una guerra contra el ejército más grande del mundo en ese periodo, el ejército de Napoleón Bonaparte, muestra que aunque se haya salido definitivamente de la esclavitud, se identifican huellas de ese pasado que no pueden negarse sin afectar al presente.

La historia de los ingenios azucareros pertenece no solo a la historia de Haití y del Caribe, sino también a la del Occidente esclavista. No es posible desligar la historia de la esclavitud de la de los ingenios o de las plantaciones azucareras que dieron lugar al  desarrollo fabuloso de los puertos de Nantes, de La Rochelle, de Burdeos y de Liverpool. El ingenio es la organización económica de base, el nervio y el corazón del sistema esclavista. Si la cosecha de productos como el café, el índigo, el algodón, son importantes, es el azúcar quien más muestra –y de manera casi emblemática– al menos durante los siglos XVII y XVIII en el Caribe, el carácter centralizador de la institución esclavista. Conocer la vida del esclavo, es conocer el modo de implantación y de organización de las plantaciones y de los ingenios azucareros.

Saint-Domingue será la colonia francesa más rica de América, gracias al azúcar, que cubría la mayor parte de los gastos de los cultivadores y exigía la población de esclavos más numerosa. Serán en efecto 400.000 en el período anterior a 1789, y se cuentan 793 refinerías, concentradas en el Norte. La intensidad del cultivo de azúcar es tan grande en Saint-Domingue que terminó por ocasionar la más decisiva revuelta de los esclavos y encierra en sí una importante lección en la historia del derecho y de la libertad.

La investigación emprendida en el marco del proyecto de la ruta del esclavo en los ingenios azucareros descorre el velo de ese pedazo de la historia de la esclavitud en las Américas que fue bastante vulgarizada en Europa pero que también la historiografía caribeña a menudo ha menospreciado. En este rápido inventario nos contentaremos con presentar el perfil de cinco ingenios modelo siguiendo de cerca su significación, su origen, su tipo de arquitectura y su lugar en la historia de las luchas de los esclavos.

Nos quedaría interrogarnos sobre el estado desolador de deterioro de esas ruinas dos siglos después de la independencia de Haití. Se diría, como subrayamos al comienzo de este texto introductorio, que para el país, la desaparición de esas ruinas podría significar, de hecho, la efectividad de la emancipación obtenida por sus propias fuerzas. Se deberá prestar atención a esta permanencia de la voluntad de emancipación de la que las ruinas son testigo. Esa es justamente la razón de hacer memoria o incluso hacer acto de reconocimiento de esos sitios de memoria que son los ingenios azucareros, no solamente con vistas a reforzar los lazos de solidaridad entre los pueblos del Caribe que conocieron la esclavitud, sino también con vistas a sostener las luchas contemporáneas por la libertad.

Vista de Cubierta

Inmediatamente después de la conquista de la independencia (1ro de enero de 1804), Dessalines, nuevo Jefe de Estado de la República de Haití,  da la orden de organizar  todo el sistema de defensa haitiano para evitar el retorno de las fuerzas expedicionarias francesas.

Se erigieron todo un conjunto de fortificaciones en las zonas montañosas alejadas de las ciudades costeras. Se comenzó la construcción  de la Fortaleza Laferrière al Norte del país, pero es con Henri Christophe, devenido Jefe de Estado en la parte Norte del país, que la misma será terminada en 1816.

Esta construcción  representa un esfuerzo militar extraordinario y al mismo tiempo una expresión de las capacidades  técnicas adquiridas durante el periodo esclavista. Dicha obra es imponente e increíble y supone la participación de varios arquitectos europeos, constituyendo junto con el Palais Sans Souci y el Palais des Ramiers, el centro del poder monárquico de Henri Christophe.

Más allá de su función defensiva,  la Fortaleza expresa una afirmación de la potencia  de la nueva nación salida de la esclavitud y la voluntad de forjarse un destino grandioso

Inmediatamente después de la conquista de la independencia (1ro de enero de 1804), Dessalines, nuevo Jefe de Estado de la República de Haití,  da la orden de organizar  todo el sistema de defensa haitiano para evitar el retorno de las fuerzas expedicionarias francesas.

Se erigieron todo un conjunto de fortificaciones en las zonas montañosas alejadas de las ciudades costeras. Se comenzó la construcción  de la Fortaleza Laferrière al Norte del país, pero es con Henri Christophe, devenido Jefe de Estado en la parte Norte del país, que la misma será terminada en 1816.

Esta construcción  representa un esfuerzo militar extraordinario y al mismo tiempo una expresión de las capacidades  técnicas adquiridas durante el periodo esclavista. Dicha obra es imponente e increíble y supone la participación de varios arquitectos europeos, constituyendo junto con el Palais Sans Souci y el Palais des Ramiers, el centro del poder monárquico de Henri Christophe.

Más allá de su función defensiva,  la Fortaleza expresa una afirmación de la potencia  de la nueva nación salida de la esclavitud y la voluntad de forjarse un destino grandioso..

Molino

Quedan pocos indicios sobre el origen del ingenio Guillon. A comienzos del siglo XIX  estaba abandonado y se convirtió en una reserva de  maderas preciosas.

Es hacia 1850, que retomó sus funciones de  ingenio Está situado en las alturas de Saint Marc y está todavía muy bien conservado. Se encuentra  en  la región del oeste con el ingenio Cercey, uno de los  pocos ingenios que conserva el purificador. El molino de agua cuyo techo fue restaurado en acero sin dudas a comienzos del siglo XX  aún conserva su armazón inicial.

El purificador  mantiene  su cubierta del siglo XVIII  que desgraciadamente se encuentra en muy mal estado.Guillon estaba aún activo hace solo cinco o seis años.

El ingenio Guillon es a la vez un sitio histórico y arqueológico. Esta asociado a las luchas emprendidas por los esclavos por su liberación. No se ha realizado aún  ninguna investigación profunda sobre ese sitio que está habitado. Su estado de  conservación es malo y está muy poco transformado.

Uno de los pocos ingenios que ha conservado  la purificación  de  un molino. Dispone  de un techo original del siglo XVI.

La comunidad está interesada  en su conservación, pero no existe ninguna infraestructura turística. El sitio se caracteriza por su vetustez y falta de mantenimiento. Sin embargo, forma parte de un circuito realizado por el comité nacional haitiano de la ruta del esclavo en los ingenios.

Doble molino y paseo

Ingenio de la Croix des Bouquets, situado en la llanura del Cul-de-Sac a mitad de camino de la Croix des Bouquets y de la Croix des Missions, Santo fue desde su origen, propiedad la  familia Santo Domingo, oriunda de Portugal , establecida en  Bretagne. Fue reconstruida casi en su totalidad  inmediatamente antes de la revolución, posee uno de los más grandes  molinos movidos por bestias, si no el  más grande de toda la región del Caribe.  Ese molino que  se inspira en la arquitectura militar de la época , es una verdadera obra maestra que debería ser conservada a toda costa.. Situado actualmente en una zona  extremadamente urbanizada, víctima de varios actos de  vandalismo. Santo es uno de los sitios más amenazados de la región de Puerto Príncipe.

En la Llanura fue un lugar testigo de varias rebeliones de esclavos a finales del siglo XVIII hasta las guerras por la independencia. También se desarrollaron en Santo  varios acontecimientos de importancia  en  el siglo XIX  en Haití. Se iniciaron trabajos exploratorios, pero todavía no existen investigaciones profundas a partir de los vestigios.

El sitio es una obra maestra de arquitectura que aplica admirablemente  la arquitectura militar a la arquitectura industrial. Su  estado de conservación es malo. Víctima  de actos de vandalismo, está muy amenazado. Felizmente en el curso del siglo XIX, sufrió intervenciones tendentes a su  transformación.

Hasta el presente, no se ha puesto en práctica ninguna estructura turística. Es necesaria una rápida intervención, para detener la degradación y el vandalismo.

Arcada principal del acueducto

El ingenio Jumécourt databa del período de la segunda mitad del siglo XVIII y llevaba el nombre de su primer propietario  Hanus de Jumécourt. Situada a 10 kms de  la Croix des Bouquets, en la ruta que conduce  de esta última ciudad a la frontera, el complejo del ingenio  supo aprovechar ventajosamente la topología de los lugares. Además, el conjunto que se inspira en la arquitectura militar, deja una impresión de  poder y majestad.

Jumécourt es actualmente un sitio histórico y arqueológico de gran  importancia. En la llanura del Cul-de-Sac fue un lugar testigo de las primeras luchas entre  los colonos y los libertos a finales del  siglo  XVIII. Hanus de Jumécourt fue uno de  los artífices  del suceso llamado el Concordat de Damien que fue una tentativa de acuerdo entre colonos y libertos.

Jumécourt jugó un papel importante en la solicitud de igualdad de Los esclavos. Aplicación de la arquitectura militar a la industrial, ese sitio está muy mal conservado.

Los campesinos que viven en el entorno reconocen la importancia del sitio y están interesados en su salvaguarda, al igual que la  familia propietaria        del mismo. Hasta el presente no se ha  emprendido ninguna infraestructura     turística.

Es necesaria una rápida intervención para detener una degradación que puede llegar hasta su desaparición.

 

 Molino

El ingenio Poy data del comienzo del siglo XVIII. Situado a la salida de la ciudad de Arcahaie en la Llanura de las Bases, constituye uno de  los conjuntos más completos y mejor conservados. El molino de agua posee  la armazón  y el techo del siglo XVIII  que desgraciadamente amenaza con derrumbarse. En 1955, el ciclón Georges  arrancó el techo del cuarto de calderas. Como Jumécourt, Poy-la-général debiera prestarse a serios estudios arqueológicos  con vistas a un mejor conocimiento de la vida de los amos y de los esclavos en el ingenio.

El ingenio Poy data del comienzo del siglo XVIII. Situado a la salida de la ciudad de Arcahaie en la Llanura de las Bases, constituye uno de  los conjuntos más completos y mejor conservados. El molino de agua posee  la armazón  y el techo del siglo XVIII  que desgraciadamente amenaza con derrumbarse. En 1955, el ciclón Georges  arrancó el techo del cuarto de calderas. Como Jumécourt, Poy-la-général debiera prestarse a serios estudios arqueológicos  con vistas a un mejor conocimiento de la vida de los amos y de los esclavos en el ingenio.

Poy es un sitio histórico y arqueológico. Es testigo de las luchas de los colonos y de los libertos en el siglo VIII.

No hay infraestructura turística. Se observa un avance del sector  industrial en el sitio. No hay  mantenimiento, aunque la población de la ciudad del Arcahaie, ciudad histórica de la bandera nacional, está muy interesada en la conservación del sitio.

Ingenio Guillon

Quedan pocos indicios sobre el origen del ingenio Guillon. A comienzos del siglo XIX  estaba abandonado y se convirtió en una reserva de  maderas preciosas. Es hacia 1850, que retomó sus funciones de  ingenio Está situado en las alturas de Saint Marc y está todavía muy bien conservado. Se encuentra  en  la región del oeste con el ingenio Cercey, uno de los  pocos ingenios que conserva el purificador. El molino de agua cuyo techo fue restaurado en acero sin dudas a comienzos del siglo XX  aún conserva su armazón inicial. El purificador  mantiene  su cubierta del siglo XVIII  que desgraciadamente se encuentra en muy mal estado.Guillon estaba aún activo hace solo cinco o seis años.

El ingenio Guillon es a la vez un sitio histórico y arqueológico. Esta asociado a las luchas emprendidas por los esclavos por su liberación. No se ha realizado aún  ninguna investigación profunda sobre ese sitio que está habitado. Su estado de  conservación es malo y está muy poco transformado.

Uno de los pocos ingenios que ha conservado  la purificación  de  un molino. Dispone  de un techo original del siglo XVI.

La comunidad está interesada  en su conservación, pero no existe ninguna infraestructura turística. El sitio se caracteriza por su vetustez y falta de mantenimiento. Sin embargo, forma parte de un circuito realizado por el comité nacional haitiano de la ruta del esclavo en los ingenios.

Ingenio de la Croix des Bouquets

Ingenio de la Croix des Bouquets, situado en la llanura del Cul-de-Sac a mitad de camino de la Croix des Bouquets y de la Croix des Missions, Santo fue desde su origen, propiedad la  familia Santo Domingo, oriunda de Portugal , establecida en  Bretagne. Fue reconstruida casi en su totalidad  inmediatamente antes de la revolución, posee uno de los más grandes  molinos movidos por bestias, si no el  más grande de toda la región del Caribe.  Ese molino que  se inspira en la arquitectura militar de la época , es una verdadera obra maestra que debería ser conservada a toda costa.. Situado actualmente en una zona  extremadamente urbanizada, víctima de varios actos de  vandalismo. Santo es uno de los sitios más amenazados de la región de Puerto Príncipe.

En la Llanura fue un lugar testigo de varias rebeliones de esclavos a finales del siglo XVIII hasta las guerras por la independencia. También se desarrollaron en Santo  varios acontecimientos de importancia  en  el siglo XIX  en Haití. Se iniciaron trabajos exploratorios, pero todavía no existen investigaciones profundas a partir de los vestigios.

El sitio es una obra maestra de arquitectura que aplica admirablemente  la arquitectura militar a la arquitectura industrial. Su  estado de conservación es malo. Víctima  de actos de vandalismo, está muy amenazado. Felizmente en el curso del siglo XIX, sufrió intervenciones tendentes a su  transformación.

Hasta el presente, no se ha puesto en práctica ninguna estructura turística. Es necesaria una rápida intervención, para detener la degradación y el vandalismo.

  El ingenio Jumécourt

 El ingenio Jumécourt databa del período de la segunda mitad del siglo XVIII y llevaba el nombre de su primer propietario  Hanus de Jumécourt. Situada a 10 kms de  la Croix des Bouquets, en la ruta que conduce  de esta última ciudad a la frontera, el complejo del ingenio  supo aprovechar ventajosamente la topología de los lugares. Además, el conjunto que se inspira en la arquitectura militar, deja una impresión de  poder y majestad.

Jumécourt es actualmente un sitio histórico y arqueológico de gran  importancia. En la llanura del Cul-de-Sac fue un lugar testigo de las primeras luchas entre  los colonos y los libertos a finales del  siglo  XVIII. Hanus de Jumécourt fue uno de  los artífices  del suceso llamado el Concordat de Damien que fue una tentativa de acuerdo entre colonos y libertos.

Jumécourt jugó un papel importante en la solicitud de igualdad de Los esclavos. Aplicación de la arquitectura militar a la industrial, ese sitio está muy mal conservado.

Los campesinos que viven en el entorno reconocen la importancia del sitio y están interesados en su salvaguarda, al igual que la  familia propietaria        del mismo. Hasta el presente no se ha  emprendido ninguna infraestructura     turística.

Es necesaria una rápida intervención para detener una degradación que puede llegar hasta su desaparición.