Contáctenos Quiénes somos
Derechos humanos | Redacción Espacinsular

El  92% de los inmigrantes nacidos en Haití y 87% de los nacidos en el país de padres haitianos, están excluidos del sistema de seguros de salud, ha revelado un estudio de Salud pública y otras instituciones internacionales.

 El estudio es oficial y en el mismo participaron la GIZ y el  Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) “Características y Análisis de Salud de la Población de Origen Extranjero” en República Dominicana.

 El estudio revela que el 92% de los inmigrantes nacidos en Haití y 87% de los nacidos en el país de padres haitianos, están excluidos del sistema de seguros de salud. Mientras que en el caso de los inmigrantes nacidos en otros países, el porcentaje de exclusión es de 43% y para la población de los nacidos en el país con ambos padres dominicanos, es de 46%. La Región Este es la que presenta una mayor cobertura de seguro de salud para los inmigrantes haitianos con un 23%, mientras que en la Región Sur se reduce a un 3%, en la Región Norte a 4% y en el Gran Santo Domingo a 7%.

Asimismo, afirma que el 42% de la población de origen extranjero paga los servicios de salud en efectivo y el 11% lo hace vía seguro de salud mientras que menos que la mitad (47%) recibe asistencia sin costo.

Los datos arrojados revelan que el país invierte solo un 0.8% del aporte al PIB/valor agregado nacional que realiza la población de origen extranjero, en los servicios de salud que reciben. Un 7.6% del gasto en servicios de salud que ofrece el país a la población de origen extranjero, se destina a partos y cesáreas.

Además, indica que una de cada tres personas de origen extranjero se enferma o tienen accidentes cada año, siendo las mujeres, los niños y los adultos mayores los de mayor riesgo. La población de inmigrantes es masculina en un 64% mientras que un 51% son jóvenes entre 10-29 años de edad.

En otro orden, el estudio pone en evidencia que solo el 38% de los hombres extranjeros y el 50% de las mujeres extranjeras diagnosticadas con VIH, está cubierto por el tratamiento de antiretrovirales, mientras que en el caso de la población dominicana, estos porcentajes aumentan a 58% y 64%, respectivamente. 

La iniciativa es un esfuerzo de la Dirección General de Control de Infecciones de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud Pública (MSP), del proyecto Pan Caribbean Partnership against HIV&AIDS auspiciado por la GiZ y se deriva de la base de datos de la Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes auspiciada por el UNFPA y la Unión Europea.