Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

El Embajador dominicano en Trinidad y Tobago, doctor José Serulle Ramia, pronunció hoy una conferencia magistral ante un grupo de estudiantes, profesores y autoridades educativas y del Ministerio de Comunicación de la nación caribeña, en la que destacó los avances históricos experimentados por la República Dominicana.

Durante  la conferencia en el marco de la  graduación  del curso de español intermedio, el diplomático dominicano, dijo  que el proceso histórico de desarrollo experimentado por la República Dominicana desde su independencia nacional, en 1844, y sobre todo luego de ganar la guerra de restauración de la República (1863-65), tras una larga guerra de casi tres años contra el colonialismo español, ha sido de progreso continuo en el desarrollo de sus fuerzas productivas y en la búsqueda de la libertad y soberanía como pueblo y Estado del Caribe.

El Embajador José Serulle Ramia, doctor en ciencias económicas, ex vicerrector administrativo de la UASD, investigador y autor de varias obras junto a su esposa la Dra. Jacqueline Boin, explicó que el capitalismo dominicano se instaló como régimen de producción en la sociedad dominicana luego de experimentar un período de economía mercantil simple (1844-1875), que dio paso al establecimiento de la propiedad privada y al nacimiento de las relaciones capitalistas, las cuales se convirtieron en modo dominante de producción durante el período histórico 1875-1930.

Fue esta evolución, bien particular a la economía dominicana, en términos históricos, lo que diferenció a este país de su vecino Haití en lo económico, social y político.

Este proceso de acumulación de capitales fortaleció, a su vez, las estructuras del Estado dominicano. Y aunque se han verificado cortos períodos de desestabilización política, no por ello ha sido interrumpido el proceso de desarrollo de la economía y tampoco se ha verificado un largo período de inestabilidad política.

Hoy, explicó el diplomático José Serulle Ramia, si bien es cierto que la República Dominicana, tiene grandes desafíos en lo que concierne a la eliminación de la pobreza, al establecimiento de condiciones materiales que hagan desaparecer el desempleo y salarios bajos, los desequilibrios territoriales, y en la superación de importantes problemas ambientales, no menos cierto es que este país caribeño se encamina hacia formas superiores de existencia.

Dio ejemplos del auge alcanzado por la producción agropecuaria, el rumbo creciente y de alta calidad del turismo dominicano, de los avances de las zonas industriales y de la eficiencia experimentada por su sistema bancario y financiero, público y privado, de los logros en los campos de la salud y de la educación.

Asimismo, ilustró con imágenes el proceso de modernización conocido en los últimos años por las infraestructuras viales, aeropuertos y puertos internacionales que hoy hacen de la República Dominicana el más grande y seguro destino turístico del Caribe insular.

La graduación de  funcionarios del Ministerio de Comunicaciones de Trinidad y Tobago, es una actividad de la que colabora la Embajada Dominicana. Estos cursos de español, al cual tradicionalmente acude el embajador dominicano, son organizados por el Ministerio de Educación, a través de su Secretaría para la implementación del idioma español, bajo la dirección de la señora Nicole Nelson.