Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

La Fundación Ciencia y Arte,  sostuvo hoy un  almuerzo con representantes de organizaciones cívicas, oficiales, de gobiernos locales y diplomáticas, en el marco de la celebración de sus  30  años de existencia.

Durante el encuentro los principales ejecutivos de la FCA  hicieron un llamado a la preservación y conservación del ambiente, así como al manejo racional de los recursos naturales y a enfrentar uno de los grandes desafíos que tiene la República Dominicana: el cambio climático. 

La celebración de los 30 años de creada la FCA se llevó a cabo en el Salón de Conferencias que se utilizará durante la 23 Feria Ecoturística y de Producción, construido por la entidad, donde, además, se sirvió un almuerzo y la cantante  La India Canela  y su conjunto típico ofreció un recital bailable.

Los Doctores  José Serulle Ramia, presidente Fundador y embajador dominicano en Trinidad y Tobago  y Jacqueline Boin, actual presidenta de la FCA,  hicieron un  ferviente llamado a los gobiernos  a enfrentar con responsabilidad los incendios forestales que consumen grandes extensiones de bosques en La Amazonía y en África.

Los tiempos que se avecinan son complejos, y los esfuerzos para alcanzar el desarrollo integral exigirán de niveles más elevados de organización y de conciencia, de trabajo y de creatividad.

"Hoy, millones de hectáreas de bosques, desde el Ártico hasta las Amazonias, pasando por el corazón de África y el Archipiélago de Indonesia, están siendo calcinados por incendios, muchos de ellos, cierto, naturales, y otros provocados por la avaricia y por la indolencia de algunos, que pretenden echar al zafacón el valor de la ciencia y el enfoque de las últimas décadas de la importancia de los bosques para el equilibrio ecológico del planeta", expresaron.

Sostienen  que hay  quienes  niegan el calentamiento global y las consecuencias nefastas que éste trae consigo, y que pone en gran peligro la vida de islas como la nuestra y de todo el arco de las Antillas.

Dicen   que no es posible que la ambición de unos cuantos, propietarios de capitales desmedidos y hacedores de infortunios de pueblos, tracen el rumbo a seguir en materia de medio ambiente, y en la relación natural  que debe existir entre la Humanidad y la Naturaleza.

El trabajo de la Fundación Ciencia y Arte  ha rendido frutos apreciables  gracias a su  perseverancia,   al uso de la  ciencia aplicada al desarrollo integral local, a  la creatividad artística de las comunidades, al  saber hacer y entusiasmo  manifestados por estas a favor del desarrollo integral de su región. 

Manifestaron  que los pueblos y Estados responsables están llamados a velar por la diversidad cultural y biológica del planeta, porque en esta descansa la prosperidad, la solidaridad, la salud humana y la paz, y también el aire limpio, los cielos azules, las aguas cristalinas, el oleaje espumoso de los océanos y mares, el vuelo sereno de las aves y los nidos que reproducen el candor y esplendor de la naturaleza. Sin esto, se perdería la alegría del vivir y también negaríamos, en un gesto de egoísmo atroz, el derecho a la existencia de las próximas generaciones.

30 años de la FCA con resultados concretos

Al evaluar el quehacer de  la Fundación Ciencia y Arte, Inc., durante estos 30 años Serulle Ramia y Boin expresaron que han  sido  muchos los resultados concretos a lo largo de sus treinta año de creada. En primer lugar, sus publicaciones (libros, revistas, folletos, afiches, reportajes de prensa, etc.).

En segundo lugar, las obras que ha gestionado, junto a las autoridades locales y organizaciones comunitarias, para enriquecer las infraestructuras colectivas.

Tercero, las nuevas iniciativas que surgen al calor de los programas científico-cultural, de excursión y deportivo que ponen en marcha cada año, lo cual exige la inversión de miles de horas de trabajo, de incansable batallar y de procesos organizativos que eleven los niveles de capacitación de las localidades y de todo el país.

En cuarto lugar , el estrechamiento de relaciones con Haití, sus comunidades y autoridades, y, de manera particular, con las entidades socias de la Fundación Ciencia y Arte, como son Centro Puente Haití, la Fundación para el Desarrollo de un Turismo Alternativo en Haití y el Comité de Desarrollo Local de Savanette.

Quinto, la ampliación de los vínculos de las alcaldías y de las comunidades, así como de las organizaciones empresariales, con entidades similares de otras naciones, ampliándose en los hechos la labor de diplomacia especializada que lleva a cabo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Resaltaron que uno de los logros principales, durante las tres décadas de existencia,  de la Fundación Ciencia Arte  ha sido la realización de la Feria Ecoturística y de Producción. "La Feria Ecoturística y de Producción es un ejercicio para alcanzar una comprensión cabal y una justa aplicación del desarrollo de la comunidad".

Indicaron que la Feria Ecoturística y de Producción, en sus distintas versiones, nacionales, binacionales y mundiales, contribuye a que crezca en el alma popular la confianza en su comunidad, en su provincia, en su país y en el mundo como un todo unido. A través de esta confianza, la gente se da cuenta de que con sus propias fuerzas y sueños puede labrar un porvenir brillante. Se establece, pues, un estado de conciencia y unas ganas de unidad para impulsar metas reales de desarrollo humano y de vínculo amigable con la madre naturaleza.

La próxima Feria Ecoturística y de Producción es la número 23 que organiza la Fundación Ciencia y Arte, pionera en el montaje y realización de estos eventos, se llevará a cabo en las proximidades del Monumento Natural Cuevas del   Pomier, San Cristóbal, del 21 de noviembre al 1 de diciembre de 2019.