Contáctenos Quiénes somos
Economía | Redacción Espacinsular

El diputado y secretario político de Alianza País, Fidelio Despradel, denunció hoy los intentos del Gobierno y de un sector del empresariado de firmar e imponer un Pacto Eléctrico que “aumentaría la tarifa y extendería en el tiempo las obscenas ganancias y privilegios que las élites económicas y políticas actualmente sacan del sistema energético nacional”.

A nombre de su partido, Despradel consideró que toda la ciudadanía, los comerciantes, pequeños y medianos empresarios deben rechazar el proyecto de Pacto Eléctrico porque el documento mantendría sin variaciones las estructuras clientelares que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha instalado en las empresas de distribución, y obligaría a los consumidores “más pequeños” a pagar los derroches peledeístas y los altos niveles de pérdida eléctrica que la incapacidad administrativa del Gobierno provocan.

“Es claro que la cúpula del CONEP y el Gobierno se  han puesto de acuerdo para aumentar la tarifa en 17% para la mayoría de la población, y al mismo tiempo han pactado para que los súper ricos de República Dominicana no paguen por el uso del sistema público cuando transportan la energía que compran directamente a los generadores”, declaró Despradel mediante rueda de prensa realizada en las oficinas de su partido.

El diputado Fidelio Despradel consideró, además, que en República Dominicana nadie puede hablar de firmar un Pacto Eléctrico sin aclarar todo lo concerniente a la licitación y construcción de las plantas a carbón de Punta Catalina, por considerar que este proceso impactará de manera importante en el futuro del sistema energético y en las políticas públicas de los próximos años.  A su juicio, no se debe pactar sobre los que considera el “cuerpo del delito” del mayor escándalo de corrupción de la República Dominicana: el caso Odebrecht.

Para el legislador aliancista, conocido por sus décadas de activismo en defensa del medio ambiente y los recursos naturales, el Pacto Eléctrico que promueven el Gobierno y las élites del CONEP no aportan nada a la necesidad nacional de aumentar los niveles de generación energética a partir de las fuentes de energía renovable que existen en el territorio nacional, como el sol, el viento y ríos de alto potencial hidráulico.

Alianza País consideró que tampoco puede tener legitimidad el Pacto Eléctrico planteado porque su contenido ha sido rechazado por numerosos representantes del sector social, por el sector político que se retiró hace más de un año de las discusiones, y por parte del empresariado que se opone a los contubernios impuestos en el proceso de discusión.

Vigilia social

Fidelio Despradel hizo un llamado a todas las organizaciones sociales, educativas, empresariales y políticas que participaron de las discusiones del Pacto Eléctrico y rechazan la imposición de resultados no acordados a expresarse públicamente y a exigir nuevos espacios de discusión en los que el interés nacional quede por encima de los beneficios e intereses de la élite peledeista y sus aliados del CONEP.