Contáctenos Quiénes somos
Economía | Redacción Espacinsular

La Confederación del Comercio de provisiones Pymes de la República Dominicana lamentó  que la  económica del país está en un estado de parálisis, producto de los conflictos políticos que se han generado en las últimas semanas, por lo que considera urgente que los actores políticos involucrados en esta situación que se pongan de acuerdo y busquen un entendimiento, ya que de seguir este ambiente estarán contribuyendo con la desestabilización de la economía.

 Al pronunciar su discurso con motivo a la celebración del sexto aniversario de Confecomercio, el presidente de esa entidad, Gilberto Luna, se quejó por la situación de incentidumbre política que vive el país en los actuales momentos.

Asimismo, dijo que Confecomercio está  dando seguimiento a la situación energética y al incremento en las últimas semanas de los constantes y prolongados apagones, los cuales están generando pérdidas millonarias, llevando a la quiebra a pequeños comerciantes, por los altos costos de las facturas, pérdidas cuantiosas en productos, baja en las ventas, más la inversión en compra de combustibles, planta eléctrica e inversores, entre otros.

“Cada noche en los principales barrios del gran Santo Domingo y en las mayorías provincias del interior del país se convierten en campos de batalla; con quema de neumáticos, lanzamiento de escombros, y sé obstaculiza el tránsito, lo que genera una reducción de la jornada de trabajo y en algunos casos el cierre del negocio”, dijo el dirigente comercial.

Recordó que esa problemática fue denunciada  el pasado 11 de junio, recibiendo la promesa de las autoridades del sector eléctrico nacional que en 16 días el problema se solucionaría, han pasado tres semanas y los apagones continúan sin solución, generando más perdidas y amenazando la estabilidad social y económica del país.

El presidente de Confecomercio también expresó  la preocupación por lo que pueda pasar en el sector turismo y la llegada de turista a República Dominicana, debido a la campaña negativa contra el país a nivel internacional por hechos registrados recientemente que han afectado a varios visitantes extranjeros.

En ese sentido, Luna puntualizó que la economía dominicana está creciendo básicamente en función del sector turismo, por lo que si  colapsa   esa actividad fracasa la economía y el dólar podría colocarse en cifras inimaginables, llevando a un caos al país.