Contáctenos Quiénes somos
Economía | Redacción Espacinsular

IAG ha acordado con Globalia la compra de todo el capital social emitido de Air Europa por 1.000 millones de euros, una operación que el holding dueño de Iberia y British Airways financiará con deuda, según ha anunciado este lunes. El importe se abonará en efectivo en el momento del cierre de la operación, previsto para la segunda mitad de 2020.

En una nota al regulador de los mercados, IAG –formado por British Airways (BA), Iberia, Level, Vueling y Aer Lingus– ha destacado que con esta compra su hub (centro de operaciones) de Madrid se transformará “en un verdadero rival para los cuatro más grandes de Europa: Ámsterdam, Frankfurt, Londres Heathrow y París Charles De Gaulle”. Además, permitirá su reposicionamiento como líder en el mercado de Europa a América Latina .

La operación deberá recibir el visto bueno de las autoridades de competencia, que pueden poner ciertas trabas por la concentración del mercado que pueda suponer. IAG afirma que el cliente saldrá ganando. Desde Bruselas han apuntado que no se analizará hasta que se notifique formalmente.De su parte, la CNMC ha recordado que permanentemente “analiza con atención los movimientos empresariales”.

Otra de las trabas puede surgir por el Brexit y la propiedad del grupo. La Comisión Europea también lo valorará conforme se cierre el acuerdo y avance la salida de Reino Unido de la UE, dijo el portavoz comunitario Daniel Rosario.

Avión de Vueling (IAG) y Air Europa, en Barcelona

Globalia, propietario hasta este lunes de la aerolínea Air Europa, asegura que las operaciones de mantenimiento y de handling de la compañía aérea tendrán asegurados todos los contratos a largo plazo. UGT y CC.OO. han bendecido la compra. “Se creará un grupo muy potente a nivel nacional y multinacional y eso debería ser en principio bueno para los trabajadores de las dos líneas aéreas”, aseguró José Manuel Pérez, secretario federal del sector aéreo de UGT. En una línea similar, el secretario general del Sector Aéreo y Servicios Turísticos de FSC-CC.OO., Jon Herrera, asegura que esta unión “no tiene por qué ser negativa para los trabajadores y no tiene por qué haber ningún problema”.