Contáctenos Quiénes somos
Economía | Redacción Espacinsular

CIUDAD COLONIAL.- El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) realizó la primera feria de joyería en larimar para facilitar a artesanos joyeros de todo el país el acceso al mercado turístico y local.

La actividad fue organizada en conjunto con otras instituciones de Gobierno durante el sábado 23 y domingo 24 de noviembre, para conmemorar el Día del Larimar, que se celebra cada 22 de noviembre, según establece la Ley 17-18,  la cual otorga a esa gema semipreciosa la distinción de “Piedra Nacional”. 

El encargado de Fomento a la Artesanía del MICM, José de Ferrari, explicó que la feria tiene como objetivo, además, dar a conocer nuevos diseños disponibles y las características y bondades de la piedra,  para lo que se hacen esfuerzos para promover la piedra.

Señaló que también de manera simultánea se realizó un bazar en la Escuela-Museo Taller de Larimar, en Bahoruco, en donde se expusieron piezas diseñadas por la asociación y la cooperativa de artesanos de la comunidad, indicó una nota de la Dirección de Comunicaciones del MICM.

El representante del Viceministerio de Fomento a las Mipymes del MICM agregó que se ha avanzado en las políticas públicas de fomento a la artesanía, gracias a los esfuerzos del Ministerio.

Resaltó la base de datos levantada por la institución, la cual está contenido en el estudio “Caracterización de los talleres artesanales del país”, puesto a circular recientemente. 

Dentro de las instituciones participantes estuvieron los ministerios de Turismo, así como el de Energía y Minas; de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Cultura. Además, la Dirección General de Minería y el Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD).

También el Consejo Nacional de Competitividad, el Centro Nacional de Artesanía (Cenadarte), y la Alcaldía del Distrito Nacional. 

De la ceremonia de apertura participaron los artesanos Aimée García, Nicajash Jiménez, Alexandra Bautista, entre otros.  

La joyería artesanal de larimar y ámbar es un producto distintivo en el mercado turístico nacional, con ventas anuales que sobrepasan los US$370 millones, según cifras del Banco Central, y con un alto potencial de encadenamiento con sectores como el turismo y la moda.

En el país funcionan un total de 372 talleres, los cuales generan 1,197 empleos directos.