Contáctenos Quiénes somos
Salud | Redacción Espacinsular

La agencia de la ONU para la salud en el continente americano indica que el continente necesita vacunas “lo antes posible” y la mayor cantidad “para salvar vidas”. Pese al próximo envío de vacunas mediante el mecanismo COVAX, las remesas iniciales serán pequeñas, pero aumentarán mes a mes. Las distribuciones iniciales a los países de la región cubrirán alrededor del 2 al 2,5% de la población.

A pesar de que unos 28 países y territorios ya han comenzado a suministrar vacunas contra la COVID-19 en el continente americano tras asegurar acuerdos bilaterales con los fabricantes o de recibir pequeñas donaciones de otros países, la directora general de la Organización Panamericana de la Salud explicó que la región necesita vacunas lo más rápido posible, ya que “todavía estamos muy por detrás de donde deberíamos estar".

Durante la rueda de prensa semanal donde se evalúa la situación epidemiológica de la COVID-19 en América, Carissa Etienne, afirmó que esta situación “no es suficiente y no es aceptable”.

“El poder de las vacunas para salvar vidas no debería ser un privilegio para unos pocos, sino un derecho para todos, especialmente para los países con mayor riesgo, como los de las Américas, que siguen siendo el epicentro de la pandemia. Nuestra región necesita vacunas lo antes posible, y tantas como sea posible, para salvar vidas”, demandó.

Aunque afirmó que durante las próximas semanas llegarán las primeras dosis pertenecientes al mecanismo COVAX, la iniciativa mundial que garantiza el acceso rápido y equitativo de todos los países a las vacunas contra la COVID-19 independientemente de su nivel de ingresos, indicó que los primeros envíos serán pequeños pero que aumentarán mes a mes.

“Las distribuciones iniciales a los países de nuestra región cubrirán alrededor del 2 al 2,5% de la población, y se distribuirán de forma justa y equitativa entre los países participantes”, explicó y recordó que el Fondo Rotatorio de la Organización ha liderado los preparativos para comprar vacunas en nombre de los países de las Américas.

“Durante meses, hemos negociado directamente con los fabricantes para agilizar los acuerdos en nombre del mecanismo COVAX y reducir la carga de los sistemas nacionales de salud. A pesar de los pasos que se están dando para entregar las vacunas lo más rápido posible, todavía estamos muy por detrás de donde deberíamos estar como región”.

Por ese motivo, Etienne instó a la comunidad mundial a considerar la vacunación contra el COVID-19 en las Américas como “una prioridad mundial, ya que es donde la necesidad y el riesgo son mayores”.

Interrogada sobre el actual ritmo de vacunación, Etienne recordó que, a fecha 22 de febrero, el continente americano tenía la mitad de todos los nuevos casos a nivel mundial, el 65% de las muertes globales, la tasa de mortalidad es demasiado alta y que hay demasiadas hospitalizaciones que sobrecargan los sistemas de salud de la región.

La OPS no ha detectado ninguna variante mexicana de COVID-19

El doctor Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente para COVID-19 de la Organización explico que México les comunicó la detección de las variantes descubierta inicialmente en el Reino Unido y de la variante P1 localizada en la parte amazónica de Brasil, pero que no les notificaron la aparición de la variante sudafricana.

Actos seguido explicó que al menos 25 países y territorios del continente detectaron una de las tres variantes y que “en el contexto de hoy no tenemos información sobre la potencial emergencia de una nueva variante de más preocupación en México”.