Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

Si la huelga general convocada para este lunes en Haití por grupos de la oposición no lo impide, los 4 dominicanos presos en Puerto Príncipe por intento de viaje ilegal hacia los Estados Unís serán llevados a las 10:00 am, ante la jueza de instrucción del tribunal de primera instancia Oswalde Joseph.

Es el resultado de una reunión sostenida entre representantes de la Fundación Zile (FZ) y las autoridades judiciales en el palacio de justicia de la capital haitiana el pasado 19 de septiembre. En dicha ocasión la organización binacional remitió una correspondencia a la jueza ofreciéndole testimonios sobre el caso para ayudar a su mejor edificación.

Se recuerda que tras un encuentro  previo solicitado por la FZ al Ministro de Justicia, Me Heidi Fortune, en el cual participaron entre otros, el cónsul general dominicano Ramón de la Rosa y representantes de la Asociación de los dominicanos residentes en Haití, desde esa instancia gubernamental no había objeción para la entrega de los viajeros clandestinos a su representante oficial con el fin de su regreso a su país.

Sin embargo, el proceso administrativo de su puesto en libertad choco con una huelga de jueces. Estos últimos protestaban por la marginalización del sector justicia en el presupuesto nacional aprobado por el parlamento. Dicha huelga fue levantada el pasado viernes por lo cual la audiencia ha sido fijada para este lunes 25.

Durante el fin de semana, varios grupos incluyendo partidos de la oposición hicieron un llamado a huelga general de dos días  por  el mismo tema del presupuesto nacional en razón de las nuevas imposiciones fiscales que a su parecer afectaran las más desposeídos.

Después de un poco más de meses de encarcelamiento será la primera vez que los presos, Luis Guillermo Colón de Lara, Elvín Hernández, Kelvin Rosario y Jonatán Báez serán escuchados por un juez en Haití.

La Fundación Zile en correspondencias oficiales tanto al Ministerio de Justicia como a la jueza enfatiza que en base a los testimonios recibidos de la “Asociación de los dominicanos residentes en Haití” y de las declaraciones públicas de los familiares de los presos, se trata de una cuestión relativamente sencilla de un intento de viaje clandestino.

“Lo que procede, en caso de que no haya realmente ninguna otra vinculación de los detenidos en alguna acción delictiva grave en Haití es una deportación o entrega a los representantes consulares dominicanos para fines de repatriación”,  indica Edwin Paraison, director ejecutivo de la organización, quien exhorta a no dar al caso ningún matiz político de promoción del odio entre haitianos y dominicanos.