Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

La República Dominicana ha criminalizado el aborto en todos los casos, imponiendo penas desproporcionadas para las mujeres y el personal médico que lo practique, paradójicamente, se mantiene esta restricción en uno de los países de la región con los mayores índices de muerte de mujeres relacionadas con el embarazo.

Así lo manifestó la Coalición por la Salud y la Vida de las Mujeres, que, como otros colectivos sociales, vienen demandando en el país integrar el aborto en las 3 causales en el Código Penal en los casos en los que la mujer corra peligro de muerte, el embarazo sea resultado de una violación o incesto o el embarazo no sea viable.

El movimiento dirigió su petición a la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados y a los congresistas y las congresistas que mantienen posturas que atentan contra la salud y vida de las mujeres, por lo que les exhorta impulsar un Código Penal que este del lado del desarrollo, permita a las mujeres tener información y acceso a servicios profesionales de salud, para salvaguardar así su dignidad, autonomía, integridad e incluso su vida.

“Mantener la penalización absoluta del aborto en el Código Penal es una condena para las mujeres. En especial para aquellas que viven en condición de pobreza, a quienes se les niega sistemáticamente atención médica oportuna y de calidad, atentando contra sus derechos. Por ello tiene que haber un cambio en la ley”, expresó el colectivo.

Según estadísticas en República Dominicana el 13% de las muertes maternas se relacionan con abortos inseguros o mal practicados, una de cada cinco mujeres que fallecieron por causas relacionadas con el embarazo o la maternidad era adolescente, ocupamos el quinto lugar en la región en embarazos a temprana edad, sólo superado por Nicaragua, Honduras, Venezuela y Ecuador. Solo en el 2015, el 27,35% de los alumbramientos en el país correspondían a niñas y adolescentes entre 10 y 19 años, según la Dirección de Información y Estadísticas del Ministerio de Salud Pública (MSP).

“Estamos frente a una situación muy preocupante y dramática ante la cual no podemos cerrar los ojos. Insistir en mantener una legislación que les da la espalda a miles de mujeres adultas, niñas y adolescentes es aberrante, sobre todo, cuando esta comprobado que en los países donde ha sido penalizado el aborto, los casos no disminuye, aumentan”, indicó la organización.

Finalmente, destacó que desde hace más de 20 años el movimiento de mujeres en República Dominicana viene exigiendo que se despenalice el aborto para que no sean sancionadas legal, moral y socialmente las mujeres cuando tengan que incurrir en dicha práctica.