Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

La campaña de un sector de la prensa venezolana de que ellos estaban siendo neutrales en la presentación de sus contenidos impresos, queda entredicho en un estudio que se presenta en esta información

 Esfuerzo por mantener los contenidos en un ámbito neutral; existencia de medios privados abiertamente pro-gobierno; escasa cobertura de temas comunitarios, inexistencia de relación directa entre propiedad de medios y línea editorial; y dificultades para la obtención de papel prensa son algunas de las conclusiones que se desprenden de la investigación de la organización Espacio Público sobre los niveles de pluralidad informativa en los periódicos de circulación nacional durante 2017.

El informe consideró 767 artículos entre diciembre de 2016 y febrero de 2017 de los diarios Correo del Orinoco, Diario 2001, Diario Vea, El Mundo Economía y Negocios, El Nacional, El Universal y Últimas Noticias. Entre las variables para identificar la pluralidad en la oferta de información se utilizaron la extensión en caracteres por fuente, artículo, postura editorial por artículo y titular de primera página.

“Durante el 2017, para el mes de noviembre, 56 medios fueron cerrados (47 emisoras radiales, 3 televisoras y 6 medios impresos). El Estado fue desdibujado como institución garante de derechos porque la legislación es aplicada a conveniencia, se caracteriza por la ejecución de procesos opacos, discrecionales y arbitrarios y que se traducen en menos espacios”, señala el informe.

Además destaca la existencia de violencia institucional que “se traduce en el uso de entes gubernamentales en contra de la sostenibilidad y la existencia de los medios de comunicación”, así como “se observan cambios significativos en algunas líneas editoriales, abordajes tímidos, inexistentes o poco rigurosos sobre temas sensibles para la opinión pública como escasez de productos básicos o corrupción; lo que implica la reducción de la diversidad de cara a consolidar la prevalencia del discurso oficial”.

En este sentido, el estudio muestra que de los siete medios impresos que circulan a nivel nacional, Correo del Orinoco –el único estatal- responde a la línea gubernamental al igual que Diario Vea. Últimas Noticas, tras su cambio de dueños en 2013 varió su línea editorial hacia una postura pro-gubernamental, del mismo modo que El Universal, que fue históricamente crítico.

Otros diarios de circulación nacional como Diario 2001 y El Nacional han tenido cambios en su formato y salida como mecanismo para paliar la escasez de papel. En el primer caso ha salido de circulación en vacaciones para ahorrar papel prensa. El Universal y El Nacional se redujeron a dos cuerpos por la misma razón.

En relación a las temáticas de mayor cobertura en los periódicos nacionales se destacan los de política y economía (sin contar los de El Mundo que se especializa en economía), con el 18,77%. Le siguen deportes e internacionales (10,69% y 10,30% respectivamente); arte y entretenimiento (9,39%), sucesos (4,30%) y comunidad (2,35%). Entre todos ellos representan el 56% de los más de 700 artículos analizados.

“Si bien temas de política y economía son relevantes para el debate, en particular en un contexto de crisis estructural que atraviesa el país, el impacto social de esta situación no es prioridad en los medios impresos nacionales”, indica el estudio.

En cuanto a la línea editorial que se plasma en los artículos, el informe revela que predominan los artículos neutrales que no asumen una postura política o abordan temáticas no sensibles políticamente (77,94%), el 14,88% de los artículos se identifican con una postura oficialista y el 7,18% adoptó una línea opositora.

Sin embargo, el informe señala que el predominio de artículos neutrales “no implica directamente una postura equilibrada en el tratamiento de temas sensibles para la opinión pública o para el gobierno nacional, ya que incluye también la omisión o el reemplazo por otras temáticas menos “riesgosas” para evitar represalia por la difusión de contenidos críticos”.

El análisis advierte que “no existe una relación directa entre la propiedad del medio y la postura editorial. El financiamiento privado o público de un medio de comunicación no define unilateralmente la línea editorial. De los 114 artículos con postura pro-gubernamental, el 58% fueron publicados en medios privados”. Texto de Observacom.com