Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

La defensora de los derechos humanos Rosanna Marzán, directora ejecutiva de Diversidad Dominicana, obtuvo el Premio Front Line Defenders 2019 junto a otros cinco galardonadas/os LGBTI+ de Túnez, Rusia, Indonesia y Malawi.

Nuevo mini-documental sobre Rosanna Marzán: https://www.youtube.com/watch?v=wOeKGlRtXVo

Marzán, que se define como "educadora social", trabaja con otras/os activistas por la promoción de derechos a la orientación sexual, la identidad y expresión de género y las características sexuales (SOGIESC), para visibilizar y abordar los problemas que enfrentan las personas LGBTIQ, con un foco especial en las mujeres lesbianas, además de defender derechos de personas migrantes y refugiadas y sobrevivientes de violencia doméstica.

Ha participado en la asamblea de la Organización de los Estados Americanos como portavoz de la Coalición LGBTTTI de las Américas en 2016 y estuvo entre las/os activistas de la primera reunión temática de LGBTI+ de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de República Dominicana en 2015. Además, es directora de la única Escuela de Liderazgos Políticos LGBTI de República Dominicana, miembra de diferentes asociaciones internacionales de Derecho y también del Colectivo LGBTIQ Dominicano. En el 2016, fue la Reina del Orgullo LGBTI 2016 y portavoz de la Caravana de Orgullo LGBTI de República Dominicana de ese mismo año.

El Premio 2019 está dedicado especialmente a visibilizar el activismo LGBTI+ en honor al 50 aniversario de los disturbios de Stonewall, el cual fue liderado por activistas racializadas/os queer, transgénero y trabajadoras sexuales y que ayudó a desencadenar el movimiento por los derechos LGBTI+ en EE.UU. y la solidaridad entre activistas de identidad queer a nivel mundial. El director ejecutivo de Front Line Defenders, Andrew Anderson, dijo hoy que la organización reconoce en particular el trabajo de las personas transgénero que defienden los derechos humanos, "a la luz de la violencia y represión que enfrentan".

"Hoy estamos honrando el trabajo de personas defensoras LGBTI+ y de las increíbles comunidades de resistencia que construyen día a día", dijo Andrew Anderson en la ceremonia de entrega de premios. “El trabajo de activistas y colectivos queer continúa configurando y reformulando cómo entendemos las luchas personales y políticas por la libertad. No hay una lucha por los derechos humanos que no haya sido reforzada por los análisis intersectoriales abordados por personas defensoras queer. Esperamos que este premio pueda ser un pequeño reconocimiento a la inmensa y a menudo incomprendida valentía requerida para visibilizarse como activista y como persona LGBTI+ en lugares que degradan y criminalizan cada una de estas identidades ".

Este 2019, Front Line Defenders galardona a cinco personas defensoras de derechos LGBTI + de Túnez, República Dominicana, Rusia, Indonesia y Malawi en reconocimiento a sus poderosas luchas por los derechos LGBTI + en sus países y para exigir el fin de la violencia, la intimidación, los arrestos y el hostigamiento que sufren por defender a sus comunidades. La ceremonia del Premio se celebró en Irlanda hoy, 17 de mayo, para coincidir con el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHOT).

Los ganadores de 2019 para el Medio Oriente y África del Norte, Europa y Asia Central, Asia, y África, respectivamente, son:

Badr Baabou, DAMJ, Túnez

Badr Baabou es cofundador y presidente de DAMJ (que significa "inclusión"), una organización que trabaja por la justicia e igualdad de la comunidad LGBTI+. También es copresidente de M-Coalition, la primera red regional de HSH (hombres que tienen sexo con hombres) y derechos relacionados con el VIH en la región MENA, la cual aboga por un mejor acceso a los servicios de salud y VIH en los países miembro. Anteriormente, trabajó para ATL, una organización nacional tunecina que trabaja para reducir las tasas y la transmisión de ETS y VIH entre las comunidades de HSH.

Veronika Lapina, Red de LGBT de Rusia, Rusia

Veronika Lapina es académica y activista de la Red de LGBT de Rusia. Tras salir a la luz informes sobre la represión de la comunidad LGBTI + en Chechenia, Veronika se unió a la Red para promover la seguridad y protección de la comunidad. Arriesgó su vida y su libertad viajando a Chechenia, a veces sola, para trasladar a personas de forma segura a Rusia. Como resultado directo de su trabajo, más de 100 personas gay, lesbianas y bisexuales han sido evacuadas de Chechenia para evitar el peligro inminente que enfrentan allí. Es objeto de repetidas amenazas en relación con su trabajo de derechos humanos y su pertenencia a la comunidad LGBTI+.

Shinta Ratri, Pondok Pesantren Waria al-Fatah, Indonesia

Shinta Ratri es una mujer transgénero que fue cofundadora de Pondok Pesantren Waria al-Fatah, un internado islámico para personas transgénero. Abrió la escuela en 2008 en Yogyakarta, con el objetivo de apoyar a mujeres transexuales adultas que habían sido aisladas de sus familias e impedidas para practicar su fe en la mayoría de los centros islámicos del país. En 2016, un grupo islamista atacó la escuela durante una ola de violencia contra la comunidad LGBTI+ en Indonesia, perpetrada tanto por grupos políticos como la policía. Después de cerrar por un corto período, Shinta reabrió la escuela y continúa construyendo un espacio en Yogyakarta para que las personas trans creen una comunidad, practiquen su fe y se apoyen mutuamente.

Nyasa Rainbow Alliance, Malawi

En diciembre de 2015, Eric Sambisa se convirtió en la primera persona en Malawi en aparecer en la televisión nacional de forma abiertamente gay. Al año siguiente, él y otros/as integrantes de la comunidad LGBTI + establecieron la Nyasa Rainbow Alliance en Blantyre, para proporcionar servicios de apoyo y abogar abiertamente por los derechos de la comunidad. La organización proporciona un espacio seguro para que la comunidad LGBTI + dialogue sobre sus inquietudes sobre salud, reciba asistencia médica, practique su fe, desarrollen redes y capacitaciones y lleven a cabo proyectos de investigación colaborativos. En 2018, la organización intentó registrarse oficialmente, procedimiento que fue bloqueado por el Ministerio de Justicia, una decisión que ahora está siendo impugnada ante el Tribunal Superior del país sobre la base de que es inconstitucional, ya que viola la disposición sobre libertad de asociación.