Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

El Consejo de Seguridad reiteró la urgencia de que los actores políticos del país dialoguen y actúen con celeridad para superar el actual impasse político. También destacó la precariedad de la situación humanitaria de la población y pidió una respuesta coordinada que atienda las necesidades vitales de la población.

El Consejo de Seguridad de la ONU expresó preocupación por el estancamiento político que atraviesa Haití en la actualidad e insistió en el imperativo de que todos los participantes en la escena política emprendan un diálogo incluyente y abierto para formar un nuevo gobierno que responda a las necesidades del pueblo haitiano sin más demora.

En una declaración a la prensa, los 15 Estados integrantes del órgano de seguridad enfatizaron también la urgencia de atender el deterioro de las condiciones humanitarias de la población mediante una acción coordinada del gobierno, la ONU y la comunidad internacional.

En este contexto, el Consejo subrayó la necesidad urgente de que el gobierno haitiano aborde las causas de la inestabilidad y la pobreza en el país y conminó a los actores políticos a evitar la violencia y resolver sus diferencias por la vía pacífica.

Violencia y rendición de cuentas

Asimismo, destacó la importancia de garantizar que los responsables de los recientes brotes de violencia sean procesados y que se haga justicia para las víctimas. Entre los casos que deben investigarse se refirió a los cruentos eventos del 13 y 14 de noviembre de 2018 en la localidad de La Saline y del 4 al 7 de noviembre de 2019 en Bel Air, un vecindario de la capital del país, Puerto Príncipe .

Por otra parte, el máximo órgano de seguridad reconoció los esfuerzos de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (BINUH) y los buenos oficios del representante especial del Secretario General para ese país, que han llamado a todas las partes a aprovechar esta oportunidad para actuar rápidamente.

Finalmente, los miembros del Consejo refrendaron su compromiso de continuar trabajando con el país caribeño en su búsqueda de un futuro con democracia, paz y seguridad.

Haití ha registrado una serie de protestas durante los últimos 18 meses debido a la grave situación económica que impera en el país, donde hay escasez de alimentos y combustible. Del mismo modo ha causado agitación social una ola de acusaciones de corrupción contra el presidente Jovenel Moïse.

 

Los haitianos conmemorarán este 12 de enero un terremoto de gran magnitud que devastó al país y todavía hay siniestrados que viven en campamentos. Además, Haití ha sufrido subsecuentes huracanes y tormentas que han arrasado poblados y plantaciones.