Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

Tras un mes de incidencia  pública, trabajadores independientes congregados en la Unión Dominicana de Artistas de la Actuación (UDAA), la Asociación de actores de Cine (ADAC) y el espacio de reivindicativo Teatristas Unidos, han alcanzado una conquista sin precedentes. 

Por primera vez,   emprendedores, gestores, técnicos y artistas independientes   han sido beneficiarios  en colectivo de un plan de acompañamiento económico desde el Estado para mitigar económicas  por parálisis productiva.  

ADAC, UDAA y Teatristas Unidos   agradecen al poder ejecutivo, a la vicepresidenta Margarita Cedeño, al   Ministerio de Cultura y  a la Dirección General de Bellas Artes, la integración de más de mil artistas independientes  al programa de asistencia #Quédate en Casa, como se mantenían demandando las organizaciones desde el pasado 10 de abril, dada la imposibilidad que tienen los trabajadores del sector de generar ingresos  en el contexto de la crisis sanitaria y la implementación de unas serie de  medidas restrictivas  para evitar la propagación exponencial del Covid-19.  

Las y los gestores solicitan que este respaldo económico se extienda hasta septiembre en el entendido de que seguirán afectados más allá del levantamiento de la declaratoria de emergencia. “Junto a turismo y deportes se prevé que los espacios culturales serán los últimos en abrir sus puertas y retomar su agenda productiva. Es de vital importancia brindar apoyo y soluciones específicas a las MipYmes creativas, a emprendedores, trabajadores informales e independientes para evitar pérdida de empleos y quiebras" explicó Geovanni Jerez, presidente de la UDAA.  

Los artistas llaman al poder ejecutivo a impulsar un plan estratégico para la  reactivación del sector, que contemple el uso solidario e innovador de los recursos  y programas del Ministerio de Cultura, como por ejemplo  los  Proyectos culturales, Feria del Libro, Festival de Teatro, entre otros que han sido identificados para evitar la pérdida de empleos, la quiebra de emprendimientos y microempresas creativas. 

“Valoramos  este respaldo, ahora reiteramos nuestra petición de ir más allá.  Necesitamos sentarnos a la mesa con Cultura, con Salud Pública, con la Comisión de Alto Nivel y  juntos encontrar caminos factibles para salir de esta crisis y planificar cómo será nuestra vuelta en condiciones seguras para el público y los trabajadores” agregó el actor Héctor Then en representación de ADAC.

Los representantes de las organizaciones ponderan el espíritu solidario que ha reinado entre los profesionales de la actuación en este momento, que al tiempo de demandar han dado curso a iniciativas particulares para que nadie se quede atrás.  Informan que esperan respuesta de una segunda lista de trabajadores de la cultura a ser incluidos en el programa QuedateEnCasa. 

Además de los aportes a la cohesión social y al desarrollo,  la denominada economía naranja mueve millones de pesos, a través de la contratación de servicios, suplidores, generación de empleos directos y conexos.  “Formamos parte de un esfuerzo colectivo de  recuperación, hemos estado en primera línea ofreciendo por diversas vías nuestras propuestas.  Por eso procederemos formalmente a remitir nuestras propuestas al Ministerio de Cultura. Tan pronto se levanten las restricciones, tomando todas las medidas de seguridad y con prudencia, volveremos a las salas y al set, a servir, educar y motivar al pueblo dominicano  a levantarse” concluyó la actriz Paula Disla de Teatrista Unidos.  

Teatristas Unidos, UDAA y  ADAC conformaron una comisión para demandar la incorporación de programas de asistencia a artistas en el contexto de emergencia sanitaria. Los comisionados trabajaron  durante dos semanas en la consolidación de una lista nacional de  emprendedores, gestores y artistas suspendidos,  sin contrato, ni ingreso fijo, que por la naturaleza de su trabajo no podían ser beneficiarios del programa de protección de empleos. En este período, se enviaron varias comunicaciones y  trabajaron en estrecha colaboración con la Dirección General  de Bellas Artes,  cuyo incumbente Félix German  fue designado para liderar este seguimiento.