Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

Este Día Mundial del Medio Ambiente, La Vía Campesina llama a organizar acciones para proteger nuestra Madre Tierra y exigir la implementación urgente de la Declaración de la ONU sobre Derechos de lxs campesinxs y otras personas que trabajan en zonas rurales, en especial el artículo 18 que garantiza el derecho a un ambiente limpio, seguro y saludable para utilizar y administrar.

La vida por encima de las ganancias – ¡Este planeta es nuestro único hogar!

Ya es evidente que el sistema capitalista provoca acciones depredadoras contra el medio ambiente, ocasionando severos daños al planeta. El modelo industrial extractivista, junto con la creciente militarización para sostener la hegemonía imperialista, destruye nuestras tierras y ríos, nuestros bosques y mares, reduce la biodiversidad, saquea nuestros territorios y criminaliza nuestras luchas. Los efectos de este modelo son cada vez más serios: brutales tormentas, ciclones, sequías, olas de calor, inundaciones, migraciones, consumo excesivo y desperdicio de alimentos por un lado y, por el otro, alimentos tóxicos que generan enfermedades y muerte en todo el mundo.

Además, enfermedades de alto costo (síndrome respiratorio agudo severo, SARS por sus siglas en inglés, como la actual pandemia de COVID-19 con más de 3,3 millones de muertes hasta la fecha) parecen estar conectadas con alimentos y ganado contaminado, afectando especialmente a las personas con condiciones médicas previas, como malnutrición, obesidad y diabetes.

Podemos afirmar que los métodos agrícolas industriales han conllevado una destrucción ambiental y social incalculable por medio de una simplificación extrema de sistemas complejos. Esto no tiene nada que ver con garantizar alimentos para las personas, ya que el número de personas que sufren de hambre y malnutrición sigue en aumento. Más bien se trata de acumular poder y control en unas pocas manos.

En todo el mundo somos las comunidades campesinas e indígenas quienes alimentamos a 70% de la población del planeta, y esto con acceso a apenas el 25% de los recursos agrícolas. Las mujeres y migrantes representan más del 60% de lxs trabajadorxs de la producción agrícola pero aun así continúan sufriendo la explotación, racismo, violencia y las violaciones sistemáticas a sus derechos humanos.

¡Decimos BASTA!

Lxs campesinxs, pueblos originarios, mujeres, migrantes y comunidades rurales queremos soberanía alimentaria basada en agroecología campesina para reducir las emisiones y lograr la justicia social. La lucha por soberanía alimentaria es una visión social, política y ecológica que reúne a múltiples colectivos en un movimiento único para confrontar al capital, construir otras relaciones con la naturaleza y defender los sistemas de control compartido y acceso a los recursos necesarios para vivir.

¡Basta de falsas soluciones!

Rechazamos y denunciamos todas las falsas soluciones para la crisis climática y ambiental están planteando nuestros gobiernos trabajando estrechamente con corporaciones transnacionales. La agricultura climáticamente inteligente, programas de captura de carbono en suelos, soluciones basadas en la naturaleza, pagos por servicios ambientales (PAS, o PES, por sus siglas en inglés), etc., permiten que el capitalismo continúe contaminando en detrimento del ambiente y nuestros derechos.

Estas falsas soluciones incrementan el riesgo de acaparamiento de tierras, dejar el control de diversidad de semillas en poder de las corporaciones transnacionales y el uso de agrotóxicos y más manipulación genética. Todo esto ha llevado, entre otras cosas, a la aparición de supermalezas y superinsectos, poniendo la supervivencia de la vida tal y como la conocemos al borde de un precipicio.

¡Es hora de transformar! ¡No hay futuro sin Soberanía Alimentaria!

Como La Vía Campesina creemos que se deben tomar acciones de manera inmediata para lograr un giro completo, transformar nuestras sociedades y cambiar el sistema capitalista que explota, contamina y agota nuestros bienes comunes, herencia de los pueblos de todo el mundo. Este cambio necesario y urgente se debe implementar a través de una transformación social verdadera que solo será posible si se respetan plenamente los derechos de lxs campesinxs, los pueblos originarios, las mujeres, lxs migrantes y todas las personas que trabajan en áreas rurales. Esto significa poner fin a todas las formas de violencia contra los pueblos y garantizar el acceso y control democrático de la tierra, el agua, los territorios y otros bienes comunes.

Por eso llamamos a nuestras organizaciones miembros, militantes, movimientos y organizaciones aliadas este 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente, a apoyar nuestras acciones para proteger a la Madre Tierra y a nuestros esfuerzos para asegurar que las naciones implementen plenamente la Declaración de la ONU de derechos de lxs campesinxs y otras personas que trabajan en zonas rurales.

Debemos unirnos urgentemente contra la próxima Cumbre del Sistema Alimentario de la ONU, liderada por las corporaciones, ya que promueve soluciones falsas que no solo empeorarán la actual crisis climática y ambiental, sino que también serán un grave ataque a nuestros derechos como campesinxs, comunidades indígenas, mujeres, migrantes y comunidades rurales.

Organicemos acciones simbólicas de solidaridad este 5 de Junio a las 12 del mediodía #PlanetaParaVivir, entre ellas, la siembra de árboles, haz ferias campesinas, intercambia semillas, dona alimentos,