Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

Miles de personas y un centenar de organizaciones sociales convocadas por la Coordinadora Popular Nacional marcharon este domingo desde el Parque Independencia al Palacio Nacional expresando un rotundo rechazo a la construcción de una presa de cola en Cuance, Peralvillo y contra la expansión minera  Barrick Gold. en la zona de Monte Plata.

Aseguran que "más del 90% de la población de Monte Plata y el Gran Santo Domingo se opone de manera resuelta a la muerte y destrucción de la vida que representa este proyecto" y "rechazamos la necesidad de un estudio de impacto ambiental. Eso es solo una maniobra para esconder lo que ya dice la comunidad y los mismos expertos. Depositar aguas residuales cargadas de cianuro y metales solubles en la cabecera de los ríos Ozama e Isabela es un atentado mortal contra la población de Monte Plata y del Gran Santo Domingo. Ese proyecto es inaceptable, peligroso e ilegal", dicen en el manifiesto leído por Sugelys Manzueta, presidenta de la ADP en Yamasá, a nombre de todas las organizaciones convocantes.

Organizaciones sociales, campesinas, juveniles, ambientales, gremiales, de mujeres, de inmigrantes dieron un mensaje contundente: "en Monte Plata no habrá ni expansión minera ni presa de cola" y exigieron que el gobierno se comprometa a cerrarle el paso a la Barrick Gold.

 

También aseguraron que comunidades en el Bahoruco Oriental y la Región Enriquillo, Bonao, la Vega, San Pedro de Macorís, Punta Catalina y Baní, Villa Altagracia, San José de Las Matas, San Juan, la Línea Noroeste y muchas más están diciendo "NO a la entrega del país a las mineras y los megaproyectos de muerte del carbón y los fósiles". Mientras las poblaciones afectadas por la contaminación de la Barrick Gold en Cotuí demandan  reubicación e indemnización.

Luis Carvajal, a nombre de las organizaciones ambientales, planteó al inicio de la marcha que una de las exigencias es "impunidad cero frente a los delitos ambientales", así como la "recuperación del patrimonio natural robado y la restauración de los ambientes culposamente deteriorados".

 

La manifestación incluía reivindicaciones nacionales de diversos sectores: salud y  seguridad social digna, diciendo No más AFP ni ARS; vida y la salud de las niñas y mujeres, demandando las tres causales; contra la Belfond en el Bahoruco Oriental; por el derecho al agua y la tierra de los campesinos y la cooperativización del Ingenio Barahona; no más corrupción e impunidad; que se rebaje el costo de la vida y los combustibles; pensiones para los cañeros y pago de deudas a pequeños transportistas;  NO al muro fronterizo; NO a la discriminación racial; no más xenofobia ni homofobia.

Las organizaciones aseguraron que seguirán  en pie de lucha por su derecho a vivir en paz y con dignidad y dijeron: "La calle será nuestro escenario. El agua es un tesoro que vale más que el oro".