Contáctenos Quiénes somos
Ruta de los huracanes | Redacción Espacinsular

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Ingeniera Glorias Ceballos alertó el retorno al final del presente verano del fenómeno conocido como el Niño, lo que en gran parte explica que la temporada ciclónica que se inicia el jueves primero de junio sea calificada como baja.

“Aunque se trata de un Niño débil, sin embargo las autoridades competentes tienen que hacer la planificación de lugar porque las lluvias disminuirán considerablemente al final del presente verano, según lo han pronosticado los expertos”, recomendó la funcionaria.

Aclaró que en el momento actual se encuentra en una etapa neutral, es decir que no hay la presencia del Niño, ni de la Niña, pero esa situación variará debido a que las aguas del Pacifico Ecuatorial se están calentando paulatinamente.

Sostuvo que mientras eso sucede en esa parte del mundo, en el Atlántico se produce un efecto contrario, es decir un enfriamiento de las aguas lo que provoca una drástica disminución de la sequía.

“Recordemos que como consecuencia de la presencia del Niño, el país fue afectado por una fuerte sequía que inició a finales del 2013 y se prolongó hasta principio del pasado año, es decir tuvimos más de dos años con esa sequía y los daños que causó, los cuales fueron mitigados por el excelente trabajo que realizaron las autoridades del sector agropecuario”, explicó.

En tal virtud, y ante la llegada del fenómeno el Niño, la directora de la Oficina Nacional de Meteorología llamó a un manejo adecuado de las aguas almacenadas para su aprovechamiento al máximo, debido a que el periodo de lluvia no va a ser tan prolongado.

El calor rompe todos los records de registros históricos en el mes de abril

La Ingeniera Gloria Ceballos dijo que los estragos que está causando el calentamiento global ha llegado a un grado tal, que en el pasado mes de abril se registró la temperatura más alta en casi 200 años.

La funcionaria dijo que los datos fueron suministrados por la Organización Meteorológica Mundial que hace esas mediciones dese el año 1834.

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología dio que una situación similar se produjo en la República Dominicana, ya que tradicionalmente la temperatura del mes de abril rondaba los 30 a 31 grados Celsius, y este año se llegó a disparar a 33 grados.

“En lo que concierne al país, no hay esperanza de un periodo fresco, con decirle que estamos en primavera y ya la temperatura se ha registrado hasta en 33 grados, nos podemos imaginar lo que nos espera cuando entre el verano”, alertó la funcionaria.

Dijo que a eso hay que agregarle la sensación térmica que se siente en un país como la República Dominicana, que generalmente incrementa en más de cuatro grados la temperatura normal, es decir que si está en 34 grados se siente como si fuera 40 grados Celsius.

Atribuyo esa situación al cambio climático que además, de calentamiento global, provoca situaciones como el hecho de que en la República Dominicana ha estado lloviendo abundantemente en los últimos seis meses, y el mes que menos ha llovido ha sido el de mayo, contrario a época anteriores que era el más lluvioso.

Dijo que situaciones como esa también provocan furias de la naturaleza como lo que sucedió el pasado año en México cuando el Huracán Patricia, sus vientos llegaron a superar los 300 kilómetros por hora.

Fuente de Agenda